Escultura Els mistos, de Claes Oldenburg, en el barrio de La Vall d'Hebron en Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Escultura Els mistos, de Claes Oldenburg, en el barrio de La Vall d'Hebron en Barcelona / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

Muere Claes Oldenburg, autor de 'Els mistos' de la Vall d’Hebron

El autor creó esta escultura por encargo del ayuntamiento de Barcelona para decorar la ciudad durante los Juegos Olímpicos del 92

Guardar
Periodista
Actualizado: 19/07/2022 17:36 h.

El artista Claes Oldenburg, coautor de la escultura de las cerillas que decora una de las aceras de la Vall d’Hebron y que el ayuntamiento encargó para la Barcelona, ha fallecido este lunes a los 93 años de edad.

Conocida como Match cover o Els mistos la escultura fue un encargo del consistorio con el que se pretendía decorar la ciudad de cara a los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 y presenta una caja de cerillas dobladas que, tras 30 años, se ha convertido en un enclave decorativo en el barrio.

La obra está confeccionada tanto por Oldenburg como por Coosje van Bruggen, su mujer, que falleció en 2009. Con la muerte del artista sueco se va “uno de los artistas más radicales del siglo XX” tal y como lo definen en la agencia France Press.

Detrás de la obra hay una serie de historia de lo que pudo ser y no fue. Bajo la escultura, que costó 57 millones de pesetas, se barajó la posibilidad de poner un restaurante, una idea que no prosperó, explican los periodistas Jaume Fabre y Josep M. Huertas, autores del Catálogo de Arte Público del ayuntamiento de Barcelona.

UN HIJO ADOPTIVO DE NUEVA YORK EN BARCELONA

Els mistos se eleva, al igual que su autor, como un icono del pop art de estilo norteamericano, pues, aunque sueco de nacimiento, Oldenburg era hijo adoptivo de la ciudad de Nueva York. A lo largo de su obra Oldenburg plasmaría objetos cotidianos, dándoles un papel protagonista e introduciéndolos como sujeto artístico, una tendencia que otros autores coetáneos también mantendrían, como es el caso de Andy Warhol y su pintura de Campbell’s tomato soup.

Fabre y Huertas desgranan en su análisis de la obra que los colores de Els mistos no son casuales, y es que el amarillo y el rojo son una clara referencia a la bandera catalana.

Oldenburg deja huérfanas, con su muerte, un amplio catálogo de obras desperdigadas por todo el mundo, desde España hasta Estados Unidos, obras que coinciden en la representación de objetos cotidianos que quedarán inmortalizados como historia viva de la humanidad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.