ARCHIVADO EN:

La palabra sibarita proviene de Síbaris, una antigua ciudad griega situada en el sur de Italia. En la Antigua Grecia, los habitantes de esta metrópoli eran conocidos por su devoción hacia el lujo y el ocio. La ciudad fue destruida, pero de ella hemos heredado un vocablo que se utiliza de forma recurrente. El sibarita, en nuestros días, se asocia en no pocas ocasiones al amante de la gastronomía.

Aquellos que se identifiquen con esta palabra se habrán quedado huérfanos estos días de uno de los máximos placeres que brinda la ciudad de Barcelona. Lo que se dice comer o cenar fuera ha quedado aplazado para tiempos mejores. Mientras tanto, desde este medio ofrecemos una fórmula circunstancial para satisfacer a los paladares más exigentes.

RECETAS EN VÍDEO

Metrópoli Abierta ofrecerá en los próximos días las recetas de tres encumbrados chefs de la cocina catalana y barcelonesa. El formato vídeo será el medio elegido para llegar de forma fácil y comprensible a los lectores, que podrán poner en práctica las recetas desde sus casas.

El tridente que nos acercará la alta cocina a nuestros hogares de una forma amena y saludable está formado por Oriol Castro, Xavier Pellicer y Jordi Vila: la crème de la crème de la gastronomía barcelonesa.

A continuación os presentamos a las tres estrellas que se ofrecen para el deleite de aquellas personas que echan de menos un buen bocado, una inmersión en un universo aparentemente inalcanzable.

JORDI VILA

Jordi Vila es uno de los pocos chefs de la ciudad que mantiene su estrella Michelín desde hace mas de una década pese a haber cambiado de ubicación. Vila es en el universo gastronómico el máximo representante de la “cocina desnuda”, donde priman los ingredientes combinados creativamente en su restaurante de referencia, el Alkimia. Restaurante que, a pesar de su nombre, no hace ningún plato alquimista, sino todo lo contrario: ingredientes puros sin alterar.

El Alkimia también ha sido reconocido como el restaurante más bonito del mundo, al hacerse con el premio de diseño SBID 2017. Aunque esta vez a su chef lo tendremos desde la cocina de su casa del Eixample.

Jordi Vila (i) en su restaurante Alkimia en una imagen de archivo / INSTAGRAM
Jordi Vila (i) en su restaurante Alkimia en una imagen de archivo / JOAN PUJOL CREUS

Vila también tiene el Vivanda junto a su socio Gabriel Calzado, restaurante de referencia de comida catalana situado en el barrio de Sarrià. Famosas son sus croquetas, de las que se declara obseso. Además, Vila dirige la cocina de la Cervecería Moritz y de todo su grupo. Trabajador incansable, lo encontraremos cada mediodía y cada noche cocinando en el Alkimia, siempre y cuando no haya un estado de alarma de por medio.

Jordi es la expresión de la pasión por la cocina que surge de lo más hondo, de la honestidad. Siempre reinterpretando platos catalanes creativamente pero sin enmascararlos. A su formada y disciplinada creatividad culinaria aúna su innato arte en el dibujo, que traslada en la culminación artística de sus platos. De reciente creación han sido los nigiris catalanes, compuestos de pan de payès untando en tomate  -en vez de arroz- con su atún en sashimi. Es una delicia sorprendente y simple. O su pollo picassiano, donde ha reinterpretado el canelón catalán sustituyendo la pasta del mismo por la piel del cuello del pollo, cocido de una manera excepcional.

Jordi Vila en su restaurante Alkimia / JOAN PUJOL CREUS
Jordi Vila en su restaurante Alkimia / JOAN PUJOL CREUS

En su desinteresada colaboración con Metrópoli Abierta podremos disfrutar de sus recetas de aprovechamiento simples y riquísimas... y también de su espontaneidad sin filtros.



XAVIER PELLICER

Xavier Pellicer irrumpió con fuerza en el panorama de la cocina orgánica y vegetariana con el Céleri, primer restaurante vegano-ecológico y sin mantel en conseguir una estrella Michelín. Lo reubicó en el Eixample hace poco más de dos años y le puso su nombre en la puerta. En su primer año ya consiguió el premio al “mejor restaurante de verduras del mundo”, título que revalidó en 2019.

Antes, empero, dirigía el ÀBaC, restaurante que posicionó como uno de los mejores de Barcelona, logrando dos estrellas Michelín durante su etapa al frente de los fogones.

Xavier Pellicer
Xavier Pellicer 

Pellicer, discípulo, amigo y jefe de cocina del ya fallecido Santi Santamaría, ha elevado la cocina de producto natural y de temporada a niveles mundiales desde Barcelona en su nuevo restaurante.

El local de Pellicer es el único en el mundo donde en su carta encuentras el mismo plato hecho para veganos, vegetarianos y para flexitarianos. Entre sus recetas más vanguardistas destaca su gazpacho de remolacha, sus judías verdes con patatas y su clásicos guisantes con tripa de bacalao... delicias naturales de nuestra tierra.

Pellicer, incansable buscador de los mejores productos ecológicos de nuestras tierras y nuestros mares, sintetiza pasión y técnica, dos genuinas cualidades que le han situado en la cima del arte culinario.

ORIOL CASTRO

Oriol Castro es, junto a Mateu Casañas y Eduard Xatruch, uno de los artífices del Disfrutar, restaurante barcelonés de dos estrellas Michelín. El cenador abrió sus puertas en 2014 y pronto se granjeó una fama que lo ha elevado a lo más alto del panorama gastronómico del país. En 2018 el Disfrutar se situó entre los 20 mejores restaurantes del mundo, y en 2019 ocupó la novena posición del citado ranking.

En orden, Eduard Xatruch, Oriol Castro y Mateu Casañas en su restaurante Disfrutar de Barcelona / JOAN VALERA
En orden, Eduard Xatruch, Oriol Castro y Mateu Casañas en su restaurante Disfrutar / JOAN VALERA

En los platos del Disfrutar corre la influencia de El Bulli, donde trabajaron los tres cocineros hasta su cierre en 2011, etapa en la que estuvo considerado como el mejor restaurante del mundo.

Castro es un claro exponente de la cocina de vanguardia creativa. Su propuesta es el continuo desafío de los sentidos hasta el punto de engañar al paladar. Tenaz innovador de los fogones, investiga con precisión desde las lozas, sartenes, nidos de pájaro, ramas de almendro, o cualquiera que sea el soporte de sus platos. De esta forma, se adentra en la estimulante cocina de vanguardia con una buena dosis de tradición en los productos que trabaja.       

Oriol Castro
Oriol Castro

Como platos característicos, llama la atención los macarrones carbonara hechos de gelatina; o las espectaculares olivas que estallan al primer bocado en una sinfonía de sabores.

Castro, infatigable trabajador de carácter cercano y abierto, enfatiza en sus platos el aroma del Mediterráneo y el sabor de la tierra de las almendras.

--

A los tres chefs les quedamos sinceramente agradecidos. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.