Isona Passola, la presidenta del Ateneu Barcelonès, en TV3 / MA
Isona Passola, la presidenta del Ateneu Barcelonès, en TV3 / MA

Issona Passola minimiza la crisis en el Ateneu Barcelonès y pide más socios

La presidenta de la entidad mantiene su idea de convocar una asamblea en diciembre y defiende el despido del director de la Biblioteca

Guardar
Manel Manchón
Director Adjunto de Metrópoli

¿Problemas por un despido que nadie entiende en el seno del Ateneu Barcelonès? Sin novedad en el frente. Hay otros desafíos más graves. Esa es la filosofía de Isona Passola, la presidenta de la entidad, que minimiza la crisis en el Ateneu y que no entiende la reacción del sector de los bibliotecarios y de los colegios profesionales, ni del consejo asesor de la entidad, que reclaman explicaciones por el despido de Àlex Cosials, director hasta la semana pasada de la Biblioteca del centro de la calle Canuda.

Passola reclama socios para la entidad, después de destacar la pérdida de hasta 1.000 socios durante la pandemia del Covid. En una intervención en el programa Tot es mou de TV3, en el que comentó este lunes los incidentes violentos de las fiestas de la Mercè, Passola se refirió a la crisis del Ateneu con un simple comentario sobre la dificultad de “mucha gente” de entender los cambios que se quieren acometer.

DESPIDO "LABORAL"

El despido de Cosials lo interpreta dentro de un programa de cambios de la actual Junta, para destacar de inmediato los problemas económicos del Ateneu y la necesidad de actuar para rejuvenecer a sus socios. Ese ha sido, a su juicio, uno de los méritos de la nueva junta, que ha “logrado” llevar a gente joven al centro de la calle Canuda. Pero hay problemas en el propio edificio, de construcción, que merecen atención, y concentran las energías de la dirección del Ateneu. El despido de Cosials, por tanto, aunque pueda ser discutido, no deberia influir en la actual dinámica de renovación del Ateneu, a juicio de Passola.

Sin embargo, esa cuestión ha preocupado a miembros de la Junta, que han presentado su dimisión. Passola no dice nada sobre ello, ni ha buscado, por ahora, enmendar esa situación. La pasada semana dejaron la junta los vocales Teresa Mañà, amiga persona de juventud de Passola, y Joan Safont. Previamente lo había hecho el vicepresidente del Ateneu, Genís Roca, a los pocos meses de acceder al cargo, después de la elección de Passola como presidenta en marzo de 2021.

Las reclamaciones de socios significativos, como el filósofo Bernat Dedéu, que se presentó a las elecciones en 2017 –las perdió frente a la candidatura continuista del historiador Jordi Casassas—de convocar de inmediato una asamblea general, quedan descartadas por parte de Passola. En declaraciones a Metrópoli, Passola señala que se mantiene la idea de convocar la asamblea prevista para diciembre, y que, en principio, ya tiene un carácter extraordinario, porque esa asamblea se convocará de oficio para marzo del próximo año.

CARTAS DE QUEJAS

¿Cambios? Ninguno, por ahora. Un despido “laboral” que Passola entiende como correcto y que responde a un nuevo programa de actuaciones, y la petición, eso sí, de que puedan entrar en la entidad nuevos socios, con promociones y atractivos para que el Ateneu Barcelonès pueda rejuvenecerse.

No lo ven así los profesionales de biblioteconomía ni la propia Generalitat. En los últimos días se han redactado dos cartas en las que se pide a Passola una rectificación tras el despido de Cosials. El colectivo profesional de bibliotecarios, --a través de una dura carta-- la facultad de Biblioteconomía, y distintos cargos del consejo asesor de la entidad reclaman explicaciones urgentes que Passola ha decidido no ofrecer.

Algunos cargos en la administración de la Generalitat han firmado una carta en la que piden al consejo asesor del Ateneu que se movilice. Entre ellos, la jefa del servicio de bibliotecas, Sílvia Sanahuja Ensesa, que forma parte del equipo de Josep Vives, el discreto director general de Patrimonio Cultural y Bibliotecas, que forma parte del núcleo duro de ERC.

La presidenta del Ateneu Barcelonès, la productora de cine Isona Passola / EP
La presidenta del Ateneu Barcelonès, la productora de cine Isona Passola / EP

En esa misiva de los miembros del consejo asesor de la Biblioteca del Ateneu, los firmantes –con fecha 20 de septiembre— alertan del momento: “Al margen de los motivos que han provocado esta situación, la decisión –de despedir al director de la Biblioteca Àlex Cosials—ha sido tomada en contra de la voluntad de la bibliotecaria de la Junta Directiva –Teresa Mañà--, quien, por estatutos de la entidad, es responsable del funcionamiento de la Biblioteca, y no se comunicó previamente a la Comisión de la Biblioteca ni a los miembros del consejo asesor. También hemos conocido de manera informal el recorte en la dotación presupuestaria dedicada al proyecto y también de la falta de preponderancia del servicio de Biblioteca durante este año, en relación con otros ámbitos de actividad del Ateneu”.

En otra carta, del colectivo profesional de bibliotecarios, se señala lo siguiente:  “Hemos tenido conocimiento del despido repentino del director de la Biblioteca, Àlex Cosials y de la dimisión inmediata de la bibliotecaria de junta, Teresa Mañà, los dos profesionales de gran prestigio y con una larga trayectoria profesional que los avala. Estos hechos nos inquietan en sí mismos y también por el impacto que pueden tener en el futuro de la Biblioteca del Ateneu”.

La firman Carme Mayol, Adela d’Alòs, Eugènia Serra, Eulàlia Espinàs, Daniel Gil, Marga Losantos y Francesc Xavier González, entre otros, ligados al COBDC, el Colegio Oficial de Bibliotecarios y Documentalistas de Catalunya. El denominador común de todos ellos es que Passola ha tomado decisiones “autoritarias”, “ideológicas”, “sin consultar a nadie”, que “nada tienen que ver con la praxis profesional de Cosials”.

Passola, por ahora, no le da más importancia. ¿Asamblea extraordinaria? No, lo previsto: en diciembre.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.