El pasado 2 de julio, Jordi Mestre sustituía a Jordi Clos como nuevo presidente del Gremio de Hoteles de Barcelona, un potente lobby que agrupa a los empresarios del sector de la capital catalana. Al día siguiente, por sorpresa, Mestre dejaba la vicepresidencia del Barça. Los motivos oficiales eran que quería dedicarse en cuerpo y alma a sus negocios y a sus nuevas responsabilidades en el gremio. Los motivos extraoficiales hay que buscarlos en un duro enfrentamiento del empresario con otros miembros de la junta directiva y, en especial, con Xavier Vilajoana y Silvio Elías tras la derrota del Barça frente al Liverpool en la Champions de este año.

Mestre había llegado al Barça de la mano de Sandro Rosell y con el aval de la fortuna familiar, cimentada en torno al emporio del Expohotel. Este potente grupo hotelero fue fundado en el año 1976 por Antonio Mestre, padre de Jordi, cuando abrió el hotel del mismo nombre con 423 hitaciones. En 1984, el empresario abrió un nuevo establecimiento en Valencia y en 1988 se hizo con el primer hotel de cinco estrellas del sur de Tenerife: el Mediterranean Palace Hotel, en la playa de Las Américas. A su lado, construyó en 1989 el sofisticado Sir Anthony, con sólo 72 habitaciones de gran lujo. En esa época, Mestre fichó como asesor y hombre de confianza a Joan Granados, exdirector general de la Corproación Catalana de Radio y Televisión (CCRTV), un hombre cercano a Jordi Pujol. Fue también en esa época cunado un directivo abandonó el grupo tras un enfrentamiento con Antonio Mestre y denunció sobornos a inspectores de Hacienda para ocultar un fraude de 1.000 millones de pesetas. Por ese caso tuvo que declarar el jefe de la inspección del fisco, Josep Maria Huguet, más tarde encausado y condenado por corrupción en otro caso.

EXPANSIÓN DEL GRUPO

En 1996, construye, también en Canarias, el Cleopatra Palace Hotel y compra el edificio Pirámide de Arona, que tiene uno de los auditorios privados más grandes de Europa: su salón dispone de 1.874 butacas, un escenario de 320 metros cuadrados, 18 salas de reuniones y 1.295 metros de zona de exposición. En 2003, el grupo Mestre se hace con el emblemático Hotel Princesa Sofía, que había gestionado el grupo Husa con Joan Gaspart al frente y en 2004 inaugura el Gran Hotel Torre Catalunya, frente a la Estación de Sants. En 2006, el grupo se hace con el Don Carlos Leisure Resort & Spa de Marbella y comienza a gestionar el exclusivo Nikki Beach en esta localidad malagueña.

Entre 2009 y 2010, Jordi Mestre fue también consejero de Spanair, la aerolínea que presidía Ferran Soriano y que más tarde quebró. En 2012, el empresario sustituye a su padre como presidente ejecutivo del grupo. En ese momento emplea a 1.400 personas y pasa a denominarse Expo Hotels & Resorts. En 2013, el empresario consigue la franquicia de la empresa Hard Rock Café en Tenerife e inaugura The Oasis Wellness & Spa, también en Marbella. En 2017, nace Selenta Group, un holding que engloba todas las divisiones de la cadena. En febrero de 2018, los Mestre reabrían el hotel, ahora con el nombre de Sofía, tras una inversión de 60 millones de euros.

En los últimos años, Jordi Mestre ha diversificado su negocio. Evidentemente, tras asumir las máximas responsabilidades en el grupo continuó con las empresas que fundara su padre, como Inmuebles en Renta, Mestre Ferré Edificios en Renta, Activos en Gestión, Mestre Ferré Construcción, Grand Hotel Crystal Palace, Restaurantes de Arona, Hoteles Coach, Explotación Hotelera Expo, Rodha 5000, Luna del Mar Entertainment, Hotel Cleopatra Palace, Hotel Julio César Palace, Hotel Marco Antonio Palace, Sucif Tenerife, Don Carlos Sporting Club, Consorcio Internacional de Investigaciones y Servicios, Retinfe, Cifire, Cofure, Montrica, Casino Royal del Sur, Casino del Sur, Carla Ferretti Internacional, Mare Nostrum Resort o Gran Madrid Resort. Pero también abrió nuevos canales de negocio.

EL CORAZÓN DE SU IMPERIO

El corazón de su imperio está en la sociedad 1929 Gestión, una inmobiliaria que preside Jordi Mestre y en la que participa como consejero Emilio Gutiérrez Fernández, exconsejero de Cementos Molins. En 2014, el entonces vicepresidente del Barça crea la sociedad Ecomiza 21, dedicada a la mediación comercial entre proveedores de productos y servicios para la hostelería y la restauración. En ella participan sus habituales colaboradores, como Ramon Borrell y Santiago Twose.

El actor Robert de Niro en donde se ubicará su nuevo hotel / MONTAJE
El actor Robert de Niro en donde se ubicará su nuevo hotel / MA

En Selenta Hospitality Group, que es el buque insignia del emporio, Mestre participa Copn la compañía Step Forward, una firma con casi 28 millones de capital social con la que participa también en la mayoría de las compañías del grupo, incluyendo Sofia Gestió Hotelera SL. El grupo facturó en 2017, último ejercicio del que se conocen los datos, más de 130 millones de euros. La previsión es aumentar la facturación en varias decenas de millones de euros cuando todos los hoteles estén totalmente operativos.

SOCIO DE ROBERT DE NIRO

En realidad, Mestre tiene un espectacular negocio entre manos: poner en marcha u establecimiento hotelero en el que tiene como socio al actor estadounidense Robert de Niro. Se trata del Nobu Hotel, en el que participará el grupo de Mestre, Selenta Group, y el del astro cinematográfico, Nobu Hospitality. El nuevo hotel sustituirá al Gran Hotel Torre Cataluña, que el 12 de septiembre abrirá sus puertas totalmente renovado (por el arquitecto David Rockwell), con 259 habitaciones, zona wellness, salas de reuniones y el primer restaurante Nobu, en la azotea, con vistas de 360 grados sobre la ciudad. La inversión en este edificio ha sido de 30 millones de euros, que espera rentabilizar a corto plazo por las previsiones de facturación.

Asimismo, se ha aliado con el grupo Hyatt para abanderar el hotel Sofía Barcelona, que se incorpora así al catálogo de The Unbound Collection by Hyatt. Esta cadena, una de las más potentes del mundo, cuenta con más de 800 hoteles repartidos por todo el planeta. Sus propietarios son los que conceden el prestigioso premio Pritzker de arquitectura, considerado el Nobel en esta disciplina. La propiedad y la gestión del hotel Sofía Barcelona quedarán en manos de la familia Mestre.

UN EQUIPO CON PESO

Hasta ahora, Mestre, que tiene estudios de Alta Dirección de Empresas en el IESE y máster en Gestión Gerencial por EADA, ya era vicepresidente coordinador de la comisión permanente del Gremio de Hoteles. Y como hombre de peso del sector, es, asimismo, miembro del comité ejecutivo de Turisme de Barcelona y de la Fundació Barcelona Promoció.

Como presidente del Gremio de Hoteles, quiere trabajar para cambiar el discurso negativo sobre el turismo y por replantear el PEUAT. Además de apostar por la internacionalización del Gremio, su filosofía es centrar los esfuerzos no en “aumentar el número de visitantes, sino en mejorar la calidad y el perfil del turismo”. En su equipo cuenta como vicepresidente primero a su antecesor en el cargo, Jordi Clos, mientras que Joan Gaspart es el comisionado de relaciones externas. En la junta rectora del gremio también tiene a otros empresarios de peso, como Josep M. Núñez Navarro, Pau Guardans, Jordi Ferrer Graupera, Armando Rojas, Juan Ramón Acín, Carolina Borrell, Enrique Aranda, Mónica Cadarso o Amancio López Seijas.