La compañía a cargo del servicio del Metro, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), va a realizar un estudio higiénico personalizado de cada uno de los puestos de trabajo de los empleados afectados por amianto. En total son 22 los trabajadores del metro a los que se han detectado diferentes grados de afectaciones pleurales.

Así lo ha anunciado este martes Miquel Mira, responsable de Seguridad y Salud Laboral de TMB. Por el momento, la empresa no prevé cambiar de lugar de trabajo a estos empleados, a la espera de la investigación que se hará en las próximas semanas.

TRABAJADORES EN POSIBLE RIESGO POR AMIANTO

El comité de empresa del Metro ha reclamado en diversas ocasiones que estos trabajadores sean trasladados a otro lugar de trabajo, al considerar que si tienen problemas pleurales es debido a su exposición al amianto en su puesto laboral.

Los directivos han asegurado este martes que las mediciones que ha hecho la empresa de fibras de amianto "están por debajo de los límites" y que actualmente "no hay exposición al amianto".