El empresario y ex político Josep Sánchez Llibre será nombrado presidente de Foment del Treball este lunes por un mandato de cuatro años, en el que apostará por "liderar el retorno de las empresas que trasladaron su sede social fuera de Catalunya".

Sánchez Llibre será proclamado como presidente por la asamblea general de la patronal sin necesidad de votar, puesto que ha sido el único candidato que se ha presentado para ocupar el cargo.

Hace dos semanas, durante la presentación de su candidatura, el vicepresidente de Conservas Dani y exdiputado de CiU en el Congreso español expuso que su presidencia también buscará "renovar y rejuvenecer las estructuras de la patronal", así como "aumentar la presencia de mujeres" promoviendo un plan de igualdad en la propia organización.

Sánchez Llibre abogó ese día por generar un clima político "sin tensiones y dar tranquilidad jurídica" para hacer posible el retorno de las empresas, así como construir de manera proactiva "espacios de diálogo y distensión" con el fin de alcanzar la confianza necesaria para que las compañías vuelvan a Catalunya.

Subrayó que lo hará para garantizarles que, si regresan, "no pasarán por los momentos de angustia" que considera que las empresas vivieron hace un año, y ha confiado en que el retorno sea efectivo en los cuatro años que durará su mandato al frente de la patronal.

Asimismo, aseveró que, bajo su dirección, Foment del Treball se dedicara "únicamente" a defender los intereses empresariales de las compañías catalanas ante las diferentes autoridades, independientemente del partido político que las lidere, y rechazó que la patronal vaya a realizar planteamientos políticos.

Sánchez Llibre sustituirá en el cargo al también empresario Joaquim Gay de Montellà, que ha sido el presidente de la patronal durante los últimos ocho años.