Este lunes arranca Hostelco, una feria de Hostelería, en la que la Fundación ONCE presenta una habitación de hotel convencional y accesible que ha desarrollado para las personas con algún tipo de necesidad especial. La sala está equipada con un sistema que avisa cuando una persona cae al suelo, así como un sistema luminoso de aviso de emergencia que también envía un mensaje al móvil para avisar a personas sordas.

El dormitorio y el baño cuentan con balizas de localización inteligentes (beepcons), un sistema domótico de apertura de puerta, ventana e iluminación, un televisor controlado por voz y una alfombra a pie de la cama que emite un sonido y una luz cuando alguien la pisa.

También se encuentra un plano de la habitación en braille, y en el baño, el váter y la lavabo son regulables a la altura, y la ducha está equipada con asiento.

El delegado territorial de ONCE Catalunya, Xavier Grau, ha afirmado: "Las personas con discapacidad no demandan productos y servicios exclusivos para ellas, sino que se sienten más integradas en la sociedad cuando estos productos y servicios son válidos para todos".