La gran cita de los móviles a nivel mundial que se realiza año a año en Barcelona tendrá cinco grandes ausencias en esta edición. El Mobile World Congress abre sus puertas oficialmente el lunes, aunque el domingo es la jornada elegida por las compañías para los lanzamientos más importantes. En ambas jornadas habrá cinco ausencias destacadas.

La primera de ellas es la de la compañía Samsung. La multinacional coreana mantiene su espacio dentro de la feria con su tradicional stand, pero se ausentará de la jornada de lanzamientos de mañana. La compañía presentó hace unos días en San Francisco sus nuevos Galaxy y el primer modelo de terminal plegable con tecnología 5G, que sí estarán expuestos en Barcelona.

REITERADAS AUSENCIAS

Mark Zuckerberg, el consejero delegado de Facebook, fue la estrella del Congreso en las ediciones de 2014 a 2016, pero este es el tercer año consecutivo que no se le espera. La compañía mantiene su presencia en la feria como un actor importante del sector, aunque sin su directivo más destacado.

La ausencia de Apple no es ninguna novedad. La compañía no participa en esta feria ni en ninguna otra de referencia del sector. La hegemonía de la compañía de la gran manzana hace que vaya por libre, siempre realiza los lanzamientos de sus dispositivos en solitario en Nueva York y nunca ha participado en esta feria.

UBER Y CABIFY NO PISARÁN EL MWC 2019

Telefónica, por su parte, se baja del acto de este domingo. La operadora celebró en 2017 y 2018 su acto estrella la jornada previa al inicio del MWC, centrado en Aura, la inteligencia artificial de Telefónica, y con Chema Alonso, el jefe de su división Datos, como maestro de ceremonias. Este año la operadora no hará ningún acto el domingo y trasladará la atención al lunes, con un evento en el que su presidente, José María Álvarez-Pallete, estará acompañado por el consejero delegado de Microsoft, Satya Nadella.

Uber y Cabify, tal como adelantó Metrópoli Abierta, serán los grandes ausentes este año. Es el primer MWC sin las dos grandes plataformas de movilidad. Las dos compañías se marcharon de la ciudad por el decreto catalán que obliga a precontratar sus servicios con un mínimo de 15 minutos de antelación. La falta de VTC y la huelga de metro de la ciudad dificultará la movilidad de la feria, que esta edición prevé superar los 107.000 asistentes del año pasado.