La Generalitat ha dado el paso necesario para activar las elecciones a las cámaras de comercio catalanas, entre ellas la Cambra de Barcelona, que afronta un proceso de renovación intenso con hasta cuatro posibles candidatos. Pero todo el proceso está supeditado a la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC), que ha de decidir próximamente si acepta el recurso presentado contra el sistema de votación.

Por el momento, la consellera de Empresa i Coneixement, Àngels Chacon, ha firmado el decreto que inicia el proceso, que finalizará con los comicios que se celebrarán el 8 de mayo, según informa Crónica Global. Las cámaras disponen ahora de ocho días para formalizar las juntas territoriales y 16 para que se constituya la Junta Electoral Central.

VOTO ELECTRÓNICO

Las votaciones se realizarán por vía telemática, descartando el voto presencial o por correo, tal como establece la ley catalana de cámaras de comercio, aprobada por la Generalitat y recurrida ante el TSJC, que próximamente decidirá al respecto, pero que mientras tanto ha permitido que el proceso siga su curso. De aceptar el recurso, el TSJC invalidaría el proceso.

Las elecciones de la Cambra de Barcelona servirán para elegir al sustituto de Miquel Valls, que ya anunció que no se presentaría a la reelección en un cargo que ocupa desde 2002. Por el momento, han anunciado su intención de optar al puesto Enric Crous, Carles Tusquets, José Maria Torres y Ramon Masià.