La transformación de La Rambla que ha anunciado el Ayuntamiento de Barcelona ha levantado ampollas entre los comerciantes. La asociación Amics de La Rambla ha pedido este viernes que las obras en la vía –que empezarán a finales de 2019 o principios de 2020 y se alargará más de siete años– no pospongan "la solución de los problemas que tiene actualmente" el paseo.

Según han expuesto a través de un comunicado, el consistorio debería “cuidar el aspecto físico y de todos los elementos presentes en la vía pública, la limpieza y la seguridad consensuada con la colaboración de vecinos, comerciantes e instituciones”. Es por eso que han enviado al distrito de Ciutat Vella una lista de carencias de mantenimiento y desperfectos tanto en el pavimento como en monumentos y mobiliario urbano.

AJUSTAR LOS ASPECTOS MEJORABLES

En el escrito han sostenido que el calendario de aplicación de la reforma permitirá ajustar todos los aspectos mejorables de la propuesta del equipo ganador del concurso para la transformación, Km-Zero. En este sentido, han pedido a grupos políticos, vecinos, comerciantes y sectores entender la futura reforma como una forma de transformar La Rambla, y para ello han pedido "generosidad y diálogo a todos para lograr una Rambla mejor".

"Para conseguir La Rambla que todos queremos, el trabajo debe empezar hoy, y ha de contar con la colaboración de todos", han reivindicado. Por eso también han solicitado perseguir actitudes incívicas, incumplimientos normativos y la actividad ilegal en La Rambla.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.