La Fundación Agbar y el Gimnàs Social Sant Pau del Raval, han firmado un acuerdo de colaboración que garantiza continuar con la tarea social que realiza Agbar desde hace 78 años. Se trata de proporcionar el servicio de duchas para ciudadanos sin hogar o familias con dificultades económicas, que suman un total de 1.100 personas al mes.

En el caso de Agbar, el convenio asciende a 13.200 euros y tendrá una duración de un año, de manera que se evitará el cierre de este servicio. Además, el gimnasio ha firmado un acuerdo con la Fundación de l'Esperança que le otorga un poco de oxígeno para salir de la complicada situación en la que se encuentran.

GARANTIZAR LA HIGIENE A LOS BARCELONESES, DURANTE 78 AÑOS

El Gimnàs Social de Sant Pau es una cooperativa sin fines de lucro, gestionada por sus trabajadores, y que tiene por objetivo que nadie deje de practicar deporte por falta de recursos económicos. Actualmente dispone de 500 socios que pagan, y 900 que disfrutan de los servicios de manera gratuita.

En los años 40, Aïgues de Barcelona iniciaba ya un proyecto social con la creación de baños públicos con sede en la Ronda Sant Pau 46. La finalidad era la mejora de las condiciones higiénicas de los habitantes de Barcelona.