El Real Club de Polo es una de las entidades deportivas más históricas de Barcelona. Y es que esta organización polideportiva cuenta con cinco secciones, que son deportes de mucha tradición no solo en el barrio de Pedralbes o en el conjunto de Barcelona sino, en algunos casos, también en otros lugares de Cataluña y España, como son el tenis, el pádel, el hockey sobre hierba, la hípica o el polo. No en vano, el RC de Polo cuenta actualmente con 350 trabajadores, 180 de ellos, a jornada completa, factura unos 24 millones de euros anualmente y cuenta con unos 10.900 socios aproximadamente. En una entrevista con Metrópoli Abierta, su presidente, Curro Espinós, explica cómo le ha ido al club este año 2019 y manifiesta cuáles son las perspectivas para el 2020 de esta sociedad centenaria.  

Como presidente del RC de Polo, ¿qué balance hace de este año 2019?

El Polo es una entidad centenaria. Y, como tal, está muy consolidada y tiene mucha solidez. Lo que pasa es que, en los tiempos que corren, tan ágiles, cada año pasan cosas. Para nosotros, hay dos elementos diferenciales. Uno es el día a día del club, de los servicios que disfrutan los socios. Eso nos da estabilidad. Y ello es importante porque estas personas lo que buscan es hacer sus actividades deportivas.

El otro es la competición a todos los niveles y edades. En este sentido, tenemos unos eventos deportivos a lo largo del año, que este 2019 han sido especialmente importantes, porque hemos organizado la 108ª edición del Concurso Internacional de Saltos. Este torneo, celebrado en octubre, fue un éxito desde el punto de vista de público y deportivo. Ha sido un año estable y positivo, de muchísima actividad y en el que los socios han podido hacer sus actividades y disfrutar del club. Y, desde el punto de vista deportivo, ha sido un año bastante exitoso.

¿Qué es lo mejor que le ha pasado al club este año?

Durante este año, hemos tratado dos temas históricos para los intereses del club. El primero es que hemos cerrado la licencia medioambiental firmada con las instituciones. Y, además, hemos cerrado, junto con el Ayuntamiento de Barcelona, un plan especial urbanístico en el cual el club se pone en línea urbanísticamente hablando con la propiedad y el ayuntamiento. Estos dos temas son claves para el Polo.     

¿Y lo peor?

El club tiene dos retos a futuro y en los que ya estamos trabajando. Una primera cuestión es la progresiva digitalización del club. Como club grande y consolidado todos estos pasos no son fáciles de hacer porque hay mucho camino que recorrer y está por hacer. Y luego queremos ser más ambiciosos en el tema de la sostenibilidad. Hemos hecho ya algunas acciones intermedias, como cambiar toda la electricidad de las instalaciones a LED, que tiene un impacto importante en el ahorro energético. Pero tanto en la digitalización como en la sostenibilidad, soy partidario de que el club dé un salto cualitativo. 

¿Qué significó para el club organizar la edición de este año del evento CSIO Barcelona tanto a nivel social, económico y deportivo?

Como ya he dicho antes, este año hemos organizado la 108ª edición. Somos el evento deportivo internacional más antiguo de toda España. Llevamos siete años con las finales de un circuito de la Federación Internacional de Equitación, que es como una Final de la Champions de la Hípica. Y tenemos la suerte de tenerlo en la ciudad y en el Real Club de Polo. Es el binomio, que yo digo siempre, de la ciudad de Barcelona con el Polo. Y el mundo de la hípica en España aún no es superconocido, a diferencia de otros lugares como Centroeuropa, países árabes, Estados Unidos y Asia, donde es más importante. Esto supone que durante un fin de semana somos el foco de la hípica en todo el mundo. Y este año el nivel deportivo ha sido altísimo. Además, desde el punto de vista de la asistencia de público y social, montamos un village maravilloso en las instalaciones y más de 30.000 personas pasaron por el club.

Curro Espinós presentando el CSIO Barcelona 2019 / RC DE POLO
Curro Espinós presentando el CSIO Barcelona 2019 / RC DE POLO

¿Qué tiene el RC de Polo distinto al resto de clubes polideportivos de Barcelona que lo hace especial?

En España hay muchos clubes de tenis, hay muchos de pádel, hay algunos de hockey, hay pocos de hípica y hay relativamente poquísimos de polo. Pero un club que tenga todas estas secciones a la vez que cuente con estas secciones tradicionales es único en España y, probablemente, también en Europa. No hay ningún otro que las tenga tan consolidadas. Por otro lado, estamos en un lugar único. Nuestro club está muy bien situado en Barcelona, a un cuarto de hora del centro. Y contamos con un terreno de 20 hectáreas. Esta situación es un lujo para cualquier socio y para cualquier ciudadano que quiera visitar el lugar. Además, el Polo tiene un importante arraigo social con la ciudad. 

A pesar de ser un club arraigado en la ciudad, ¿cómo lo hace la Junta Directiva para luchar contra la etiqueta de ser elitista?

Llevamos más de una década abriendo el club a la ciudad. La entidad siempre ha estado ligada a Barcelona. Cuando Barcelona proyecta sus eventos a nivel internacional, nosotros organizamos históricamente tres dentro de su agenda pública. Pero, independientemente de eso, el club aprovecha estos eventos para abrirse y que sea más conocido. Además, dentro de nuestras actividades deportivas, el evento está abierto cada fin de semana a múltiples competiciones deportivas, sobre todo, de escuelas y de seniors, que son un escaparate para tenistas, jinetes y jugadores de pádel, hockey y polo.  

"La entidad siempre ha estado ligada a Barcelona"  

¿Cuál es la actual relación con el Ayuntamiento de Barcelona?

Es y ha sido siempre excelente. La verdad es que somos un gran binomio. Creemos los dos que Barcelona es un ejemplo de ciudad volcada con el deporte. El Polo es un abanderado en las secciones que nosotros tenemos y ha habido siempre una relación excelente. El Ayuntamiento nos apoya en nuestras acciones deportivas, siempre querríamos más desde el punto de vista económico, pero tenemos un apoyo institucional importantísimo. Y gracias a él hemos podido conseguir --por ejemplo en el caso de la hípica-- confirmar la organización de la Final Mundial de la Copa de la Federación Internacional por Naciones durante dos años más. 

¿Cómo de importante es para ustedes fomentar el trabajo con la base, con los más jóvenes?

Es clave. Nosotros tenemos una escuela deportiva en cada sección. Actualmente, hay unos 2.000 chicos y chicas. Disponemos de la escuela de tenis más grande de España y de las más grandes a nivel europeo, con casi 1.000 niños y universitarios; otra de hockey sobre hierba, que es una de las más importantes del país, con más de 400 participantes; otra de pádel, con unos 380 chavales; y una de hípica, que no es menor, de alrededor de unos cien y pico niños. Imagínate el día a día semanal con estas cifras de escuelas. Tenemos una ocupación del club por las tardes absolutamente a tope y un gran número de niños (y padres) casi todos los días de la semana.

Espinós en un acto promocional de la fundación del club / RC DE POLO
Espinós en un acto promocional de la fundación del club / RC DE POLO  

¿Cómo afronta el club el año que viene, que encima es olímpico?

Hay jugadores de hockey del Polo que se han clasificado --tanto hombres como mujeres-- para ir a Tokio con la selección española. El club ha sido proveedor de jugadores a nivel nacional más importante tanto en hípica como en hockey sobre hierba. Hemos tenido más de cien olímpicos en nuestra historia. Con lo cual, la Olimpiada es para nosotros un hito fundamental. Desde el punto de vista de club, este año volvemos a tener competiciones de altísimo nivel y lo que intentaremos es buscar la excelencia en el sentido organizativo y de éxito competitivo.

"Renovaremos el gimnasio y haremos una piscina cubierta de 25 metros" 

Pero también haremos una apuesta profunda de renovación de algunos equipamientos. Queremos hacer una inversión que sea transversal para los distintos deportes. También renovaremos el gimnasio y estamos en proceso de hacer una piscina cubierta de 25 metros. Estos cambios los haremos con ahorros del club y fondos propios y, si todo va bien, a finales del año que viene empezaremos con este proyecto. Es muy importante porque será una inversión enfocada a todos los socios y para dejar al Polo en un índice de excelencia y calidad máximos. Estamos a la espera de licencia y, cuando la tengamos, empezaremos las obras. Cabe recordar que no tenemos ni un euro de deuda: gastamos lo que ingresamos y procuramos dar excelentes servicios a los socios, deportistas y a la ciudad en general.

¿Cómo valora la Junta Directiva del RC de Polo la intención de que Barcelona y el Pirineo catalán organicen unos Juegos Olímpicos de Invierno a medio plazo?

El Polo está, junto con otros, como fundador de Esports Cultura y en algunas otras organizaciones institucionales deportivas de la ciudad. Y tanto Esports Cultura como el club ya se han manifestado apoyando la candidatura de Barcelona y los Pirineos para organizar unos Juegos Olímpicos de Invierno porque creemos que el deporte une. Nosotros tenemos un lema que dice que el deporte hace mejores personas y las mejores personas hacen mejores sociedades. Y nosotros nos unimos a ese lema de Esports Cultura, que creó en su día Juan Antonio Samaranch. También la apoyamos porque creemos que es un reto buenísimo tanto para Barcelona como para los Pirineos y puede ser algo que sirva para que la ciudad vuelva a tener un proyecto en común entre Barcelona, Cataluña y España.   

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.