Ada Colau exhibió su sonrisa más cínica hace un año tras escuchar el pregón alternativo de Lluís Sans en la comida conmemorativa de las fiestas de Santa Eulàlia que organizó el Gremi de Restauració. El director de la lujosa tienda del mismo nombre (Santa Eulàlia, en el paseo de Gràcia) atizó al gobierno municipal por sus desencuentros con el comercio y otros sectores económicos de Barcelona. La alcaldesa, incómoda, mantuvo el tipo. A su lado, la concejal Janet Sanz estaba mucho más enojada y a punto estuvo de estallar cuando una copa de vino manchó sus zapatos de ante y tacón, unos zapatos elegantes, nada comunes. Ambas abandonaron el restaurante indignadas. Un año después, Colau declinó la invitación del Gremi de Restauració.

El recuerdo de 2019 pudo más que la posibilidad de dialogar con José Luis Rodríguez Zapatero. El presidente de España entre 2004 y 2011 fue el invitado de honor del Gremi de Restauració para las fiestas de este año. Colau no apareció en el antiguo mercado del Born. Tampoco Sanz ni Agustí Colom, concejal de Empresa, Empleo y Turismo durante el primer mandato de Colau. No hubo ningún representante de los comunes en una jornada festiva y muy barcelonesa.

MONTILLA Y HEREU

La ausencia de políticos de Barcelona en Comú contrastó con la amplia representación de políticos del PSC, su socio de gobierno en el ayuntamiento. José Montilla, ex presidente de la Generalitat, y Jordi Hereu, ex alcalde de Barcelona, acompañaron y compartieron vivencias con Zapatero. También acudieron los concejales Albert Batlle (responsable de Seguridad de Barcelona), Laia Bonet y Montserrat Ballarín.

Otro ex alcalde de Barcelona, Xavier Trias (Junts per Catalunya), compartió canapés y jamón con Zapatero y otros políticos. Trias estuvo acompañado por Elsa Artadi y Neus Munté, y ERC estuvo representada por Miquel Puig y Jordi Castellano. Manuel Valls (Barcelona pel Canvi), Paco Sierra (Ciutadans) y dos antiguos regidores del PP, Alberto Fernández Díaz y Javier Mulleras, también son habituales en las celebraciones anuales del Gremi de Restauració.

SUBIDA DE TASAS

Representantes de los medios de comunicación, como Javier Sardà y Antoni Bassas, del mundo del espectáculo y del sector económico también expresaron los mejores deseos para las fiestas de Santa Eulàlia en Barcelona.

El Gremi de Restauració se ha mostrado muy crítico en los últimos meses con el incremento de las tasas, de hasta el 700%, en las terrazas del centro de Barcelona. Roger Pallarols, su director general, calificó la subida de “incomprensible e indecente” y se mostró muy crítico con el PSC, socio de gobierno de Colau. En una entrevista concedida a Metrópoli Abierta, Pallarols denunció que el gobierno municipal “perseguía y perjudicaba a los operadores de la restauración”. Tres meses después, los socialistas acompañaron a Pallarols en un ambiente mucho más distendido. De los comunes no se supo nada. Y del zapato manchado de Janet, tampoco. Quisieron evitar el mal trago del año pasado. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.