La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha afirmado en la medianoche del martes al miércoles que los disturbios contra la sentencia del 1-O "merecen un rechazo unánime y hace falta que todas las instituciones hagan una llamada a la calma".

"Somos ciudad de paz y diálogo. No queremos cárceles injustas ni cargas contra gente pacífica", ha dicho en un tuit que ha publicado tras salir de la entrega de los Premios Planeta, precisamente a causa de los disturbios. "Tampoco queremos incendios como el de esta noche en Barcelona: son inaceptables y ponen en riesgo la seguridad de vecinos", ha afirmado.

COLLBONI LA SECUNDA

Por su parte, el líder del PSC en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, también ha hecho "una llamada a la calma". En un tuit publicado en su perfil de Twitter ha condenado todos los actos de violencia en la capital y en toda Cataluña: "El derecho de manifestación protesta en democracia se ha de expresar desde el respeto y la convivencia. Barcelona es de todos los barceloneses/as".