El proyecto Motiva't puesto en marcha por la asociación Êthos​ está dirigido a personas drogodependientes en riesgo de exclusión social, que busca alejarlas de la delincuencia y que intenta rebajar la alarma social, la morbilidad y la mortalidad en este grupo de población adicta.

Se trata de un programa paliativo y de motivación, que cuenta con el apoyo de la Fundación La Caixa, que trabaja para conseguir que las personas que se encuentran en una fase contemplativa y que no tienen ningún estímulo que les ayude a salir de esa situación sean capaces de asumir las renuncias y los compromisos que deben llevar a cabo para realizar un tratamiento se rehabilitación integral y dejen de ofrecer resistencia para lograr dar un giro completo a su situación.

Objetivo de la asociación Êthos es personalizar los programas de ayuda en función de las necesidades y características de cada uno de los pacientes que pasen por el proyecto. Haciendo especial hincapié en la necesaria motivación y buscando la optimización de los resultados del proceso, el programa Motiva't intenta lograr que los usuarios se alejen de forma definitiva de su adicción ofreciéndoles una meta.

Además, los profesionales de la asociación trabajan igualmente en temas de prevención. Para ello ofrecen asesoramiento y concienciación social destinados a la detección precoz de aquellos casos en los que el riesgo de caída en la adicción es elevado.

Además, se trabaja para integrar a los usuarios en la red sanitaria y de servicios sociales, en la prevención de enfermedades de transmisión sexual, para reducir la resistencia al cambio, para ayudar a la adquisición de hábitos de vida saludables, para disminuir la delincuencia y la alarma social y para ofrece ayuda a aquellas personas que se encuentran en riesgo de una recaída.

La asociación, nacida con una profunda vocación para compartir, fue puesta en marcha por un grupo de profesionales y polidependientes rehabilitados con el objetivo de lograr que los drogodependientes superen las etapas de abstinencia y adquieran hábitos de vida saludables y valores éticos que les impidan una vuelta atrás.

El programa también contempla ayuda psicológica para incidir en los aspectos concretos de la personalidad y se realizan sesiones grupales semanales en las que se trabajan aspectos como la gestión de las emociones, las habilidades sociales, programación y evaluación del tiempo libre, prevención de recaídas y actividades educativas como los huertos terapéuticos.

También se ofrece ayuda y asesoramiento a las familias de los usuarios.