Acompañar a las familias en situación de riesgo de exclusión social es una de los objetivos prioritarios que tiene la Fundació Escó desde que nació allá por el año 1991 en el barrio del Raval.

La fundación, que cuenta con el apoyo de la Fundación La Caixa, tiene como principales misiones las de acompañar a las familias que lo necesiten para ofrecerles una atención cercana y personalizada, dar a conocer la realidad de las situaciones de vulnerabilidad y promover el voluntariado.

Pero en eso proceso, los responsables y los voluntarios que colaboran con la fundación quieren que las personas a las que ayudan sean responsables y se comprometan a realizar los esfuerzos necesarios para salir de la situación en la que se encuentra.

La fundación fomenta la autonomía de las personas a través de la educación para que, potenciando sus propias habilidades, sean capaces de encontrar un camino hacia la normalidad.

Tres son los colectivos a los que los esfuerzos de la fundación se dirigen especialmente: la familia, la mujer y la infancia. Por eso desarrolla proyectos específicos para cada uno de ellos, ofreciendo un espacio de acogida en el que se escucha y se acompaña a la persona para que afronte de manera autónoma su integración social y laboral.

A las mujeres, desde los18 a los 65 años, la fundación les ofrece ayuda para alejarlas del riesgo de exclusión social. Para ello organiza talleres y actividades y les ofrece herramientas para fortalecer sus capacidades y facilitar su integración.

La fundación también pone a disposición de las familias monoparentales en riesgo de exclusión social el llamado Pis Pont El Caliu, un espacio en el que pueden vivir durante un tiempo de forma estable y donde se trabajan aspectos personales, laborales y de formación.

Para los niños, la fundación organiza de manera específica un Casal-Comedor de verano, en el que los niños de las familias en riesgo de exclusión social tienen la posibilidad de acceder a recursos de ocio y al comedor, y el Esplai Escó, que funciona los fines de semana con el objetivo de dar a conocer a los niños el entorno y la naturaleza que les rodea para desarrollar sus valores y capacidades y potenciar sus relaciones con el barrio.