La escuela Coves d’en Cimany apuesta fuerte por la literatura. Ha puesto en marcha un proyecto que consiste en la realización de tertulias literarias en el aula para niños y niñas de P5 hasta sexto de primaria.

Según explica Marta Faus, asesora del Servei Educatiu d’Horta-Guinardó, el objetivo de la iniciativa es dialogar de todo aquello que suscite una lectura atenta del libro acordado por el grupo de lectores. Este grupo de jóvenes alumnos se definen a ellos mismos como "miembros de la tertulia en la que todos somos iguales y a la vez somos diferentes".

PARTICIPACIÓN IGUALITARIA

"Este punto de partida es clave para entender el respeto ante todas las opiniones expuestas, así como la creación de  unas normas de participación igualitarias. Esto garantiza, por ejemplo, un turno de intervenciones equilibrado y dinámico", ha añadido Faus.

Los alumnos se sientan en el suelo formando un corro o círculo junto a su libro y una libreta con las anotaciones que hayan tomado durante la lectura. Todos participan de la conversación colectiva sobre aquello que han leído, señalando  aquellos aspectos que quieren comentar con los compañeros.

escuela coves d'en cimany
Escuela Coves d’en Cimany de Barcelona / ESCOLA COVES D'EN CIMANY

ADAPTADO A LOS MÁS PEQUEÑOS

En el caso del alumnado más pequeño, en vez de libros se trabaja con textos adaptados para facilitar que puedan seguir sin problemas la actividad.

La mecánica es muy sencilla. La asesora del Servei Educatiu d’Horta-Guinardó detalla la mecánica de las tertulias: "Ya traen leída la parte del libro que acordaron en la sesión anterior. Mientras la leyeron, anotaron en la libreta aquello que les llamó la atención y que querían compartir durante la actividad".

APRENDIENDO A ARGUMENTAR

En el momento de iniciar la tertulia, el moderador o moderadora pregunta quién quiere intervenir y lo anota. Cada intervención empieza releyendo en voz alta, para situar al resto de participantes.

Una vez leído, justifican por qué lo han querido compartir, hecho que fomenta la capacidad argumentativa de los alumnos. Acto seguido empieza un turno de palabras para poder dialogar sobre aquello que acaba de exponer alguno de los compañeros.

"LA MAGIA DE LA CONVERSACIÓN"

"Es entonces cuando la magia de la conversación aparece: niños y niñas exponen,  opinan, valoran, ratifican, contrastan… sobre temas, contenidos, ideas, palabras, situaciones, etc. Cualquier intervención es bien recibida y comentada", ha comentado Faus.

Los participantes van tejiendo un proceso de interacción compartido en un espacio solidario y respetuoso. Si aquello que ha iniciado el diálogo ya no genera más conversación, se da la palabra a la siguiente persona que quiera intervenir. Esta es la dinámica que se sigue hasta que se acaba la sesión, momento en el que se procura hacer una síntesis de lo más relevante que se ha comentado en la tertulia.