No es fácil para un instituto de Formación Profesional lograr un porcentaje de éxito de sus alumnos que alcanza casi el 90 %. Es decir, que la mayor parte de los estudiantes que pasan por sus aulas salen con la titulación bajo el brazo.

Y tampoco es habitual que la mayor parte de esos alumnos consigan un trabajo en la profesión para la que se han preparado. Pero en el caso del Institut Bonanova, ese porcentaje roza el 90 %. Es decir, que de cada 10 alumnos que salen del centro tras acabar con éxito sus estudios, nueve encuentran trabajo en el sector sanitario, para el que se han estado preparando.

Por eso no es de extrañar que Marian Chavarría, directora del Institut Bonanova, especializado en preparar profesionales del sector de la salud, la biomedicina y la atención sociosanitaria, transmita pasión cuando se refiere al trabajo que llevan a cabo en el centro.

“Nosotros somos un instituto de formación exclusivamente sanitaria, y en ese aspecto somos los únicos en Barcelona que estamos especializados en el sector de la formación profesional sanitaria”, afirma Marian.

El instituto forma parte del Parc de Salut Mar de Barcelona, un consorcio sanitario que agrupa al Hospital del Mar, el de la Esperanza, centros sociosanitarios y de salud mental, centros de investigación y los estudios universitarios de ciencias de la salud y de la vida adscritos a la Universitat Autònoma de Barcelona y a la Universitat Pompeu Fabra.

PROFESORADO ESPECIALIZADO

Uno de los mejores valores con el que cuenta el centro es, según explica Marian Chavarría, la excelencia de su profesorado. “La mayor parte de nuestro profesorado es al mismo tiempo personal asistencial de los centros hospitalarios. Y eso aporta mucho valor a la formación de los alumnos. Además, cada vez que aparece una nueva técnica o una nueva tecnología la podemos incorporar de inmediato a las clases gracias a que los profesores están en contacto permanente con las nuevas tecnologías”.

Otro de los indicadores de que el método implantado en el instituto está dando sus frutos es el nivel de inserción laboral de los alumnos una vez concluidos con éxito sus estudios. “Nuestros indicadores de inserción laboral nos dicen que la mayor parte de los estudiantes que acaban su formación trabajan en la especialidad para la que se han preparado. Hay que tener en cuenta que en el sector sanitario cada día se exige mayor especialización”.

La formación práctica es otro de los valores del centro, aunque los alumnos no solo adquieren experiencia en los centros ligados al instituto. “Todos nuestros alumnos tiene acceso a realizar practicas en centros hospitalarios, aunque no sean los del Parc de Salut Mar. Todo depende de las disponibilidad tanto de los centros como de los alumnos”.

En el centro ofrecen tanto ciclos medios como superiores. Y el proyecto educativo y la excelencia les ha permitido ser reconocido como Centro de Referencia Nacional en el sector de la educación sanitaria. Es una acreditación como centro promotor y dinamizador dentro del sector de la enseñanza sanitaria que les permite situarse como referente tanto para los profesores como para el sector productivo.