Unos videos protagonizados por niños jugando a fútbol se convirtieron en virales cuando empezaron a ser difundidos en Internet. No era porque metiesen goles espectaculares, sino porque concienciaban a todos sobre cómo hay que comportarse cuando se hace deporte. El primero tuvo como protagonista a los árbitros, contra los insultos y agresiones que sufren los colegiados. Luego vinieron otros más, dentro de una campaña de sensibilización lanzada por la Fundación Brafa. La campaña se llamaba -y se sigue llamando- 'No seas hooligan'.

Aquel primer video tuvo una gran acogida y hasta el Colegio de Árbitros de la Federació Catalana de Futbol premió a la Escola Esportiva Brafa por su labor de educación en valores a los futbolistas. Porque esto es así: no todas las escuelas tienen por qué ser unicamente de carácter lectivo o de enseñanza clásica. También hay escuelas, como la Brafa, que se dedican a formar a niños y jóvenes desde un punto de vista deportivo, en el amplio término de la palabra. Una entidad sin ánimo de lucro que fomenta la práctica deportiva y la educación a través de eso, del deporte. En su caso, se trata de tres (fútbol, fútbol sala y baloncesto), si bien también realiza programas de iniciación deportiva para niños de entre 4 y 7 años.

Gracias al fondo de becas, generado por la propia actividad de Brafa y los patrocinadores, se puede ayudar a todas las familias que lo necesitan. Es una escuela particular para que los alumnos pueden permanecer toda la vida desde que ingresan en ella. De hecho, hoy en día propone también actividades deportivas para mayores y hasta competiciones máster.

Aunque inició sus actividades en el barrio de La Bordeta (distrito de Sants-Montjuic) en 1954, la Escuela Brafa se trasladó en 1971 al distrito de Nou Barris, concretamente al barrio de Les Roquetes. Allí, sin perder nunca su faceta de formación cristiana (pertenece al Opus Dei), a principios de los años 80 impulsó el Centro de Estudios Deportivos, que con el tiempo pasó a llamarse Sports Quality International y que hacía cursos de formación relacionados con la gestión deportiva.​

Ya en 2005, Brafa creó el portal de internet sportmagister.com para impulsar los valores en el deporte. Fue en ese portal donde, a partir de 2016, ha publicado esos vídeos educativos (#noseashooligan) para concienciar sobre las conductas violentas y desproporcionadas que tienen todos los actores que intervienen en la educación deportiva del fútbol base... incluidos padres y educadores.

En la Escuela Brafa los niños se forman deportiva y socialmente / Fundació Brafa
En la Escuela Brafa los niños se forman deportiva y socialmente / Fundació Brafa

“La verdad es que el éxito que tuvieron los vídeos nos sorprendió a todos”, refiere Rafael Cervera, asesor de Sportmagister. “Son videos que pretenden ayudar a enfocar correctamente la competición en el deporte de base. No esperábamos que tuviesen tanta resonancia en la redes sociales, ya que es una temática muy concreta, que no tiene que ver con temas de moda o tópicos reconocidos. Tal vez por eso mismo, porque no pretenden más de lo que expresan, han contribuido a que la gente hablase de ellos y los reenviasen a otros”.

No es más que fútbol base, pero no deja de ser fútbol en un país donde es de largo el deporte rey. Aunque sean niños los protagonistas, los vídeos están muy bien hechos, tienen excelentes guiones y llegan donde tienen que llegar. “La campaña quería eso: sensibilizar a todos los actores que concurren en un partido de fútbol: árbitros, jugadores, padres, entrenadores...”, continúa Cervera. “Cuando ves cualquiera de ellos, te das cuenta de la importancia que tiene la educación deportiva. Y si un niño aprende a comportarse y a respetar en un terreno de juego, seguro que esos valores los trasladará a la vida cotidiana”.

DEPORTE Y VALORES

Como decíamos más arriba, la finalidad primordial de la Fundación Brafa es contribuir a difundir en la sociedad, y especialmente entre la juventud, los valores educativos del deporte. Su principal iniciativa se da en la Escuela Deportiva, en la que alrededor de 300 jóvenes practican deporte y reciben una formación en valores.

“Brafa quiere hacer que la vida de cada persona se desarrolle de manera deportiva, que no quiere decir exclusivamente competitiva o lúdica, sino sobre todo optimista, tenaz y perseverante, que trascienda el día a día y se proyecte en el futuro: un futuro mejor para cada persona en todos los niveles de su trayectoria vital, y un futuro mejor para su familia y para la sociedad entera de la cual forma parte”, dicen sus impulsores.

Imagen de uno de los videos de la campaña 'No seas hooligan' / Sportmagister.com
Imagen de uno de los videos de la campaña 'No seas hooligan' / Sportmagister.com

La Escuela Deportiva Brafa tiene un doble objetivo: desarrollar al máximo las capacidades deportivas de cada joven y ayudarle a adquirir todos los hábitos educativos que conlleva la práctica deportiva. Para los alumnos más pequeños se organizan actividades de iniciación deportiva, y a partir de los 7 años puede elegir entre el fútbol o del baloncesto. “En Fundación Brafa estamos convencidos de que el deporte, bien orientado, es un medio excelente para educar a la juventud en valores”, aseguran.

Brafa quiere hacer que la vida de cada persona se desarrolle de manera deportiva, que no quiere decir exclusivamente competitiva o lúdica, sino sobre todo optimista, tenaz y perseverante, que trascienda el día a día y se proyecte en el futuro: un futuro mejor para cada persona en todos los niveles de su trayectoria vital, y un futuro mejor para su familia y para la sociedad entera de la cual forma parte.

Brafa se sostiene con la colaboración de entidades y particulares. El 64,7% de los jóvenes de Brafa cuentan con una beca. Situada en zonas de familias de renta baja, son miles de deportistas los que se juntan cada semana, y eso sin contar con sus familias. Por el centro ya han pasado más de 15.000 niños de entre 4 y 16 años. Toda una manera de proclamar a los cuatro vientos que el deporte es también una escuela de vida.