ARCHIVADO EN:

¿Quién no ha soñado nunca en cómo sería la vida en el Antiguo Egipto? Por lo que sabemos era un lugar plagado de riquezas para las clases sociales acomodadas, y esclavismo y penurias para los menos favorecidos. Aunque gracias a los expertos hemos logrado descubrir la mayoría de las características de esta época, todavía quedan algunos objetos que nos certifican lo que explica la teoría. Gracias al sistema de momificación que usaban en aquellos tiempos los egipcios conocemos la existencia de los faraones, personajes semidivinos, pertenecientes a una sucesión de dinastías, que garantizaban la cooperación y la unidad del pueblo egipcio en el contexto de un elaborado sistema de creencias religiosas. 

 

TUTANKAMÓN, EL ÚLTIMO FARAÓN DE SANGRE REAL

Fueron muchos los que ocuparon ese estatus: Cleopatra, Keops, Kefren, Akenatón, Ramses, etc. Pero sin duda el más conocido fue Tutankamón. Pertenecinete a la dinastia XVIII de Egipto, reinó de 1336/4 a 1323/5 a. C.4. Fue el último faraón de sangre real. Tutankamón fue un faraón notable en la restauración y armonización del Egipto posterior al periodo Amarna, pero debido a su corto reinado y la usurpación de sus pocos monumentos por parte de faraones de la XIX dinastía, no fue conocido en épocas antiguas. Cuando Howard Carter encontró su tumba intacta en 1922, y los tesoros encontrados en ella se renovó el interés del público por el Antiguo Egipto, convirtiéndose la máscara funeraria del faraón en la imagen más popular. El hallazgo de su tumba fue un aporte fundamental para la comprensión de la historia y cultura egipcias. Posibilitó sacar a la luz una cantidad apreciable de joyas, muebles, armas y variados utensilios, permitiendo esto ampliar el conocimiento de esta civilización.

 

La máscara de Tutankamón
La famosa máscara de Tutankamón

 

Ahora todos esos objetos que fueron encontrados en el lugar de reposo de la divinidad estarán presentes en la Grande Halle de La Villette, en París. Concretamente los elementos pertenecientes al faraón serán los escogidos para mostrar en el centro cultural parisino. Es un acontecimiento absolutamente importante, ya que 50 de ellos salen por primera vez de Egipto. El tesoro colosal, valorado en mil millones de dólares se desplaza allí, antes de instalarse en su lugar definitivo, el nuevo Gran Museo de Egiptología de El Cairo, que abrirá entre los próximos años 2020 y 2022.

 

UNA OPORTUNIDAD ÚNICA EN EUROPA

Las joyas de oro que adornaban el cuerpo sin vida de Tutankamón, las vendas también de ese material, un ataúd en miniatura, los guantes de lino bordados que protegieron las manos del rey niño y diversas esculturas son algunas de las preciosidades que cubrirán las vitrinas de la Grande Halle de La Villette. Pero sin duda, la antigüedad más espectacular y esperada es el Guardián, una pieza difícil de transportar y delicada a más no poder: una estatua de 1,90 metros que fue hallada delante de la cámara funeraria. Realizada hace 33 siglos, de madera, bronce y resina negra, espera a salir por primera vez del museo egipcio en el que Carter la dejó. 

 

el guardián de Tutankamón
El guardián de Tutankamón

 

Esta colección estará asociada con el Louvre, que consintió el préstamo excepcional de una obra maestra: la estatua del dios Amon protector de Tutankamón. Sin duda, esta será una de las exposiciones más magníficas y únicas que albergará París durante un tiempo. Una oportunidad para todos aquellos que estén en la ciudad del amor, la moda y el arte y que no tengan previsto ir a Egipto. Una nueva manera de acercar la historia antigua a un público europeo

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.