Celebramos que el Gobierno Colau-Collboni rectifique en relación con el Puerta a Puerta en Sant Andreu. Ha sido, en parte, gracias a la fortaleza de vecinos y vecinas, que han salido a defender sus derechos de los atropellos del consistorio. Por otro lado, ha sido clave nuestra insistencia y dedicación: desde Junts per Catalunya hemos acompañado las legitimas reivindicaciones desde el principio, cuando ya eran evidentes las deficiencias.

Pero la rectificación es parcial y los cambios son insuficientes, ya que no da solución a cuestiones muy importantes como la accesibilidad o el ruido nocturno. Tampoco se cumple con el acuerdo aprobado por mayoría en comisión el pasado mes de julio, donde se obligaba al Gobierno municipal a rebajar la tasa de recogida de residuos en un 50% a los vecinos y las vecinas que participan en el Puerta a Puerta, ya que hoy el regidor Eloi Badia ha anunciado una reducción de solo el 20%.

Desde Junts exigimos que se pare la implantación del Puerta a Puerta en Sant Andreu y se trabaje en un modelo consensuado que cree alianzas entre las nuevas tecnologías en favor de las persones y de la ciudad, porque la emergencia climática es una realidad que no da lugar para el ensayo y el error de este gobierno a la deriva.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.