ARCHIVADO EN:

A muchos ciclistas barceloneses no les ha gustado el futuro carril bici central que tendrá Via Laietana. El Bicicleta Club de Catalunya (BACC), una de las entidades más representativas del sector, asegura que no se han respetado las dos propuestas finalistas de la reforma, que preveían el carril bici en calzada, segregado y pegado a las aceras. Algunas fuentes del sector comparan la propuesta con el carril bici de Bulevares, en Madrid, una peligrosa vía que los vehículos a motor invaden muy habitualmente.

"Estamos perplejos como se ha girado totalmente el planteamiento de la calle, con un modelo que empeora de forma alarmante la ciclabilidad, incluso respecto a la situación actual", asegura el BACC en un hilo en Twitter. La asociación ciclista considera que esta vía es la demostración del "fracaso" municipal para entender la movilidad de las bicicletas. 

Según el BACC, en las reuniones que han participado a lo largo de dos años se presentaron diversas propuestas y la que tenía más números para salir era la que situaba el carril bici de subida y de bajada en el lateral. "Era una verdadera apuesta por la movilidad sostenible". La propuesta definitiva "no solo pone en peligro a la bicicleta sino al resto de usuarios, dando una sensación de falsa seguridad".

CONFLICTO CON LOS PEATONES

La entidad ciclista sostiene que el carril bici en el centro lo "hace inaccesible por tener que hacer dos cruces para entrar y salir" y asegura que generará conflicto con los peatones con los que antes no compartían accesos. A los usuarios de la bicicleta tampoco les gusta "porque hace imposible la conexión con las calles adyacentes. El BACC opina que muchos ciclistas, con la ampliación de las aceras, optarán por circular por ellas en lugar de hacerlo por el carril bici.

Diseño del carril bici de Via Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA
Diseño del carril bici de Via Laietana / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

El carril bici propuesto es undireccional en una vía de doble sentido, prosigue el BACC. "La experiencia en esta ciudad en calles de este tipo nos lleva a pensar que delante de una supuesta zona 30 con dos carriles, los ciclistas preferirán ir por el carril bici en contra dirección". Para la asociación, "esta mala praxis" supone "el fracaso del Ayuntamiento para entender la movilidad de bicicletas, provocando un diseño de calle que promueve su incumplimiento". 

El BACC acaba su hilo asegurando que "una ciudad de peatones no existirá nunca sin una ciudad ciclista". La intención de la entidad es presentar alegaciones a la propuesta y defender con firmeza la que se nos prometió en su momento.  

AÑORANZA DE MERCEDES VIDAL

Las críticas han llegado también de otros usuarios. Algunos incluso han ironizado con que usuarios madrileños han aplaudido el diseño de Via Laietana. "Os habéis convertido en el referente de Madrid, la ciudad con un Ayuntamiento de derechas, y única en Europa que no apuesta por la movilidad segregada y segura. Enhorabuena. Es una ciudad preparadísima para ir en bici", dice Mikel Barcelona, también en Twitter.

A Ester, el diseño tampoco le gusta y considera que el aplauso de Madrid es la prueba de lo mal hecho que está el carril bici de Via Laietana. La usuaria dice añorar a Mercedes Vidal​, la exregidora de Movilidad del Ayuntamiento, una "usuaria real y no de postureo". El mismo tono irónico utiliza Esbergínia: "El día que soñé Vía Laietana con carril bici en los laterales, y sin motos en las aceras... ¡Ah! ¡no!, que es la capital de Dinamarca", escribe en referencia a Copenhague. 

Otro usuario, Gil Sanz, va más allá y señala la peligrosidad del carril. Pregunta a los responsables municipales si dejarían a sus hijos ir a la escuela en un carril bici que de subida transcurre "entre buses, coches y motos", aunque en dirección a plaza de Urquinaona el tráfico privado se limitará a los residentes, y de bajada los usuarios de la bici tendrán que circular por la zona 30 con coches y motos detrás. Él mismo responde que no les dejarían circular por él. "Ni vosotros, ni nadie".

Desde el perfil Barnabici se ha propuesto iniciar una serie de acciones para que el Ayuntamiento reconsidere el diseño de Via Laietana. "Propongo marchas lentas hasta que el consistorio vuelva a los modelos propuestos inicialmente y retire la decisión unilateral con carril bici central".