ARCHIVADO EN:

La red de carriles bicis barcelonesa acabará el año incorporando siete nuevos kilómetros de viales segregados para ciclistas, distribuidos en cinco calles diferentes, que funcionarán como corredores entre vías de alta capacidad y que se espera que atraigan una gran demanda. Dos de los nuevos carriles serán ejes longitudinales que unen la Travessera de Gràcia con la avenida Merirdana (calle de Sant Antoni Maria Claret, en dirección al centro, y calles de Industria y Vizcaya en dirección a Sant Martí) mienytas que el tercer carril bici de estreno se ubica en la calzada de la Gran Via (entre las calles de Vilamarí y Aribau) y sustituye al actual paso para bicis de la acera. Las otras dos infraestructuras que acaban de entrar en servicio están en el Portal de la Pau (Ciutat Vella) y en la calle Ganduxer (Sarrià-Sant Gervasi).

La concejal de Movilitat, Mercedes Vidal (Barcelona en Comú) ha destacado que los nuevos tramos para bicicletas son “ejes con una gran demanda por parte de los ciclistas” y que permitiran el uso de la bici en viales en los que hasta ahora estaban de alguna forma vetadas a los ciclistas “poco expertos” porque resultaba muy arriesgado circular por ellos. Vidal ha señalado como “muy necesarios” los dos nuevos itinerarios longitudinales de una solo dirección (el tándem Indústria/Maria Claret) “porque permitirán conectar horizontalmente la ciudad”. El resto de intervenciones destacan, ha precisado la responsable municipal de Movilitat, porque “ponen en contacto carriles bici ya existentes”, como el de la calle de Olesa, por ejemplo.

El estreno del carril bici de Gran Via se ha hecho coincidir con la instalación de la Fira de Reis porque el actual carrill bici sobre la acera queda anulado por el recinto ferial.El tramo segregado y unidireccional tiene una longitud de 1,32 kilómetros y se sitúa a la izquierda de las calzadas mar y montaña de la avenida, en el mismo sentido de la marcha. El año pasado, el consistorio ya se explicó que el carril provisional para bicicletas que se habilitaba en la calzada durante la Fira de Reis “se convertiría en definitivo este año” ha recordado Vidal. La concejal de Movilidad, que ha alabado el “aumento de la seguridad para los ciclistas” que supone la nueva infraestructura, ha avanzado que esta previsto que el carril segregado para bicicletas cubra todo el recorrido de la Gran Via a lo largo del año 2018.

UN CARRIL BICI A 300 METROS DE CASA

El objetivo final del Ayuntamiento de Barcelona es que todos los ciudadanos dispongan de un carril bici de gran capacidad a menos de 300 metros de sus viviendas y que los carriles bicis se articulen como una red de servicio “coherente, conexa y completa”, ha precisado Mercedes Vidal. En esta línea, la apuesta municipal pasa por “crear grandes ejes para ciclistas como mejor estrategia para ganar usuarios”, ha defendido la edil de BeC.

El carril bici de Portal de la Pau, de 0,45 kilómetros, mejorará la circulación en bicicleta por el frente martímo porque dará continuidad al vial del paseo de Colom. El carril bici de Ganduxer discurre por 1,82 kilómetros t funciona como itinerario desde la Diagonal hasta la plaza de la Bonanova en dirección montaña. La implantación del carril para ciclistas se ha aprovechado para semaforizar el tramo final de la calle de Ganduxer, tal y como reclamaban históricamente los vecinos.

Durante el próximo año está precisto se que se incie la construcción de una treintena de nuevos tramos de carril bici y que finalicen las obras de los seis que actualmente están en construcción. El consistorio barcelonés prevé que a finales del 2018 la ciudad disponga de 233 kilómetros de carriles bicis, con una inversión global durante todo el mandato de 32,5 millones de euros.