OneFit es más que una aplicación: es un concepto. En estos tiempos frenéticos que vivimos, la startup de fitness ha encontrado una fórmula secreta. Por un precio único, el deportista puede acceder a todos los centros que estén vinculados a la plataforma. Estés donde estés: deporte. “La idea es que puedas abrir la aplicación y descubras qué gimnasio te queda más cerca”, comenta Sandra Peláez, la CEO de OneFit en España, este viernes a Metrópoli Abierta durante la presentación en PlateSelector.

Con este objetivo nació en Holanda esta revolucionaria startup hace ahora seis años. Luego saltó hasta Alemania y, tras el éxito recalado, ha elegido Barcelona como primer punto de España para seguir con su expansión en Europa. “En Barcelona hay gente muy concienciada con el deporte y el estilo de vida saludable”, resalta.

BARCELONA, UNA CIUDAD 'FITNESS'

“Hay un enorme potencial para nuestra propuesta de negocio”, añade recordando que más de 200 centros de la ciudad se han sumado ya a la iniciativa. “OneFit el TripAdvisor del deporte”, equipara ilusionada.

Por 59 euros mensuales (y el primer mes de prueba gratuito como lanzamiento), el usuario puede seleccionar las actividades que quiere hacer y cuándo las quiere hacer, con un máximo de dos check-in diarios. “Sin matrículas ni cuotas que te aten”, especifican desde al app. Entre las modalidades a las que el usuario se puede apuntar destacan el yoga, pilates, crossfit, outdoor, pádel, deportes de contacto, skate, danza y natación, entre tantos otros.

SESIONES EN CUALQUIER CIUDAD

Además, las sesiones se podrán reservar con hasta dos semanas de antelación y, más adelante, cuando la app llegue a otras ciudades, podrán realizarse fuera de Barcelona. “Imagina que tienes una reunión en Madrid y te apetece hacer deporte luego. Pues con OneFit será posible, aunque no sea tu ciudad habitual”, explica Peláez a este medio. En otras palabras: que ya no hay excusas para no estar en forma.

“Buscamos aquellos centros deportivos, gimnasios, clubes, estudios boutiques y entrenadores personales que ofrezcan un servicio de alta calidad, que permitan redescubrir el fitness disfrutando de la ciudad de Barcelona”, detallan. Y la idea es que se incremente la oferta progresivamente. Su enfoque es, de hecho, “diferente al que presentan las plataformas intermediarias más representativas que operan en este mercado”. Y esperan que en España la proporción entre hombre y mujeres que utilicen la app sea equitativa y la franja de edad se ubique entre los 30 y 45 años.

El caso es que OneFit se ha plantado frente a una realidad irrefutable: el nivel de concienciación sobre nuestro cuerpo está creciendo. No es una simple carcasa que nos contiene. “Es importante llevar una vida sana y activa”, recuerdan. Solo hace falta echar un vistazo a redes sociales como Instagram para ver que el “fitness” es ya más que una tendencia. Ahí lo dejamos.