Jaume Collboni ha cambiado de status en el Ayuntamiento de Barcelona. Ha pasado del gobierno a la oposición. De ser cómplice de la obra de Ada Colau a fiscalizar sus próximas actuaciones. La gobernabilidad de la capital catalana será casi imposible después del salto al vacío de la alcaldesa al prescindir de su gran aliado.

Colau y cuatro concejales (Pisarello, Asens, Badia y Pin) fueron los responsables de la ruptura de Barcelona en Comú con los socialistas, excusándose en las bases. El sector procedente de Iniciativa y Esquerra Unida Alternativa no compartió los postulados del núcleo duro.

En una entrevista concedida a Metrópoli Abierta, Collboni denuncia que Colau no tiene una idea clara de la ciudad y que ha decepcionado a mucha gente. Asegura, asimismo, que el pacto estaba blindado contra el procés. El líder socialista también lamenta que la alcaldesa ha sucumbido a las presiones independentistas y asegura que el PDeCAT y ERC intentarán el asalto al Ayuntamiento en 2019.

Collboni también repasa la figura de Pasqual Maragall y critica que los comunes reivindiquen su figura mientras critican su obra al desmarcarse de los grandes eventos de la ciudad, como la conmemoración del XXV aniversario de los JJOO y sus dudas respecto al Mobile. También recuerda que Colau y los suyos no estaban demasiado entusiasmados con acoger la Agencia Europea del Medicamento.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.