El investigador de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) Dario Zappalà junto con el trabajo de Marcelo Barreriro, de la Universidad de Montevideo, han descubierto un nuevo patrón del cambio climático al hallar grandes anomalías en las oscilaciones de las temperaturas cerca del Polo Norte, donde la amplitud térmica ha caído un 50 % desde 1979 debido a la disminución drástica de lluvias en esta área estratégica para el sistema climático de la tierra. Por contra, en la Amazonía ha aumentado un 50 % en la última década debido a la fundición de los hielos polares.

Zappalà ha descubierto estos datos que confirman, más allá del incremento de temperatura ya conocido, grandes cambios en determinadas regiones que podrían afectar de manera importante y en un período corto de tiempo el equilibrio climático del planeta.

El investigador ha usado una metodología inusual en el estudio de las temperaturas, que se basa en el análisis de los resultados después de aplicar una ecuación que también se ha utilizado, por ejemplo, para detectar terremotos o para estudiar el comportamiento de señales eléctricas y biomédicas.

El investigador de la UPC ha analizado la frecuencia y la amplitud de las oscilaciones de temperatura y ha encontrado grandes cambios en el norte de Finlandia y en la Amazonía. Dos puntos claves para entender el equilibrio climático del planeta.

Para conseguir estos datos, Zappalà, ha contado con la colaboración de Cristina Masoller (UPC) y de Marcelo Barreiro, de la Universidad de La República de Montevideo (Uruguay).