La Cámara de Comercio de Perú en Barcelona se prepara para la XV edición de premios de la entidad que este año se celebra en Barcelona. El director de Servicios Corporativos de la Cámara, Max Carrasco, recibe a Metrópoli Abierta a pocos días de la entrega de estos premios y destaca las líneas de trabajo de la Cámara para informar a todas las personas que quieren internacionalizar su negocio . “Es una aventura ir a un territorio nuevo y explorar un mercado nuevo”, cuenta Carrasco. Por eso, desde la Cámara facilitan la formación a todas las empresas catalanas interesadas en trabajar con el Perú. Actualmente, unas veinte empresas españolas dedicadas a la construcción y a equipamientos industriales ya trabajan en Perú. Dentro del sector alimentario, el aguacate es el producto rey de la exportación a Europa, siendo España la puerta de entrada a países como Holanda, Francia o Italia. “Ahora la agricultura peruana se está especializando en productos gourmet y se está tecnificando el trabajo de artesanía y la logística”, de modo que la economía peruana no deja de crecer, opina el experto.

Las líneas de trabajo de la Cámara de Comercio de Perú son el asesoramiento comercial, la realización de estudios de mercado, generar espacios de negocios y servicios de internacionalización empresarial. Una serie de operaciones que la Cámara pone a disposición de todas las empresas decididas a emprender un negocio en Perú, “un trayecto vital con un ‘laboratorio’ en Barcelona. La mayoría se dedican al sector de servicios o a la importación y exportación”, afirma Carrasco; y a la inversa “el empresario peruano ya no hace sólo las Américas, también negocia con China, Estados Unidos y Canadá”, cuenta el especialista. “Para ello, ha sido crucial la inversión extrajera”, asegura.

La Cámara de Comercio de Perú trabaja junto con Acció10; la agencia adscrita a la Generalitat de Catalunya; PIMEC, la Xarxa Catalunya Emprèn, Fomento del Trabajo, el Instituto de Crédito Oficial (ICO) y algunos bancos para el financiamiento de los proyectos.

Jueves 19 de abril será la entrega de los premios de la Cámara para las categorías de emprendimiento, de empresa y de entidad para el soporte empresarial. Una manera, según Carrasco, de “motivar a la cuarta generación de peruanos que reside en Barcelona y que tiene las capacidades y habilidades necesarias para crear un negocio”. A su vez, también es un modo de abatir rumores y estereotipos sobre el perfil de personas de esta nacionalidad. "No todos los peruanos esperan la atención del estado, si no que abren camino a la autoocupación y generan empleo a otra personas".