El primer Mundial de la historia se decidió en el Ayuntamiento de Barcelona. El 18 de mayo de 1929, dos días antes del comienzo de la Exposición Universal de la que se hizo eco la ciudad, Barcelona acogió el XXV Congreso de la FIFA, en el que se eligió qué país organizaría el Campeonato del Mundo de 1930.

En el Saló de Cent, con la presencia de 46 delegados de 23 federaciones, Uruguay se erigió ganadora tras la paulatina retirada de sus oponentes España, Holanda, Suecia y, finalmente, Italia, que decidió no competir con la propuesta uruguaya tras una disputa con el delegado argentino, Adrián Beccar. El mismo que presidió la Asociación de Fútbol Argentino entre 1927 y 1929.

Varela, según el acta de la FIFA, expuso cuatro motivos: los excelentes resultados de Uruguay en los Juegos Olímpicos, el desarrollo y auge del fútbol en Sudamérica y en Uruguay, la celebración del Centenario de la Independencia del país, y por último, ‘ todas las Asociaciones Sudamericanas se sentirían "honradas" si la Uruguay organizaba el Mundial’.

Frente a las 23 federaciones que eligieron la sede de ese primer Mundial hace 89 años, más de 200 asociaciones decidirán mañana, un día antes del inicio del Mundial de este año, entre las candidaturas de Norteamérica (Canadá-México-Estados Unidos) y Marruecos. Dos territorios que competirán para organizar la próxima Copa del Mundo de 2026.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.