ARCHIVADO EN:

Tres chefs se han instalado en el barrio barcelonés de Sant Gervasi para poner en marcha el restaurante Barra Alta, que aboga por “la calidad y un precio ajustado".

El local cede todo el protagonismo a una cocina vista donde las zonas de frío y caliente se ven arropadas por una barra alta que rodea su perímetro, que al mismo tiempo da nombre al establecimiento que se encuentra en la esquina de la calle deTavern con Laforja. Un espacio habilitado para 60 comensales. La decoración por la que han optado los tres chefs que manejan Barra Alta es elegante pero informal: de líneas contemporáneas, colores neutros, luz cálida y mezclando materiales como la piedra en las paredes y la madera en las mesas.

El alma de Barra Alta radica en la calidad del producto con la voluntad de democratizar esa calidad con unos "precios ajustadísimos". 

Entre esos productos destacan tres tipos de ostras: Fine de Claire, Speciale de Claire y Speciale Utah Beach, que se pueden acompañar en la misma barra con cava, cerveza premium, vermut o copa de vino.

En la propuesta gastronómica firmada por los tres chefs de la casa (Marco Arriaga, César Guillén y Daniel Roca) conviven recetas creativas como un tartar de bogavante y vieira sobre tortita crujiente o los chicharrones de pulpo con mayonesa, así como  platos tradicionales y clásicos del tipo: cap i pota de cerdo con bacalao, croquetas o buñuelos. Tradición con guiños a la diversión en las salsas, rebozados (con panko) o aliños agridulces pero huyendo de la fusión y sin enmascarar su sabor.

Plato de Terra Alta / T. A.
Tartar de bogavante y vieira con mayonesa acevichada sobre una tortita de maíz, tipo mexicana / T. A. 

Fuera de carta figuran entre cuatro y cinco platos elaborados con productos frescos y de temporada, como los nuggets de salmón con mayonesa de miso rojo elaborados con las quijadas del pescado; o unos guisantes del Maresme con colitas de cigala, un "mar y montaña" clásico.

El precio medio en Barra Alta ronda los 35 euros con vino incluido y un menú de mediodía a mitad de precio que da para escoger entre cuatro primeros y cuatro segundos, incluyendo postre, pan y bebidas.

El colofón es un trío de dulces: bizcocho de chocolate, ganache, salsa de chocolate, ralladura de chocolate, aceite arbequina y sal; un tres Leches, bizcocho elaborado con leche condensada, evaporada y un toque thai protagonizado por una crema de leche acompañado de helado de mango y maracuyá, mango natural, frutos rojos y ralladura de lima; y el Royal, un flan de recuit de drap, espuma de miel, carquiñolis y frutos rojos.

LOS TRES REYES DE BARRA ALTA

César Guillén, que coincidió a los 18 años con Daniel Roca en Familia Lonja durante dos años, realizó una larga estancia en Italia para aprender el tratamiento del pescado y las recetas de corte asiático. A su regreso, pasó por las cocinas de Comerç 24, Dos Cielos, Saüc y el Tickets de Albert Adrià.

Marco Arriaga se formó en su México natal y continuó el aprendizaje en Barcelona en Familia Lonja, Tapas 24, Bravo 24, formó parte del equipo que abrió Niño Viejo y participó en la gastroneta Yango (furgoneta gastronómica) y en la Taberna del Suculent.

El tercer chef, Daniel Roca, aprendió en La Menta y pasó por los fogones de Grupo Lombardo, el Petit París, el Dos Caballeros de Sitges, Familia Lonja y el Masala Bus con Jordi Arós y Kuldeep Singh.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.