Miguel Ángel Hernández, el artista plástico mexicano, junto a una de las Catrinas / HUGO FERNÁNDEZ
Miguel Ángel Hernández, el artista plástico mexicano, junto a una de las Catrinas / HUGO FERNÁNDEZ

Frida Kahlo gigante aparece en Sant Pau

El artista plástico Miguel Ángel Hernández recrea una Catrina en homenaje a la pintora mexicana

Periodista

Frida Kahlo en forma de Catrina --o calavera gigante-- llega al Recinto Modernista de Sant Pau de la mano del artista plástico Miguel Ángel Hernández. El mexicano ha conseguido en 20 días recrear a la reconocida pintora con la técnica de la cartonería mexicana, a partir del reciclado. Del 1 al 4 de noviembre se puede ver la obra de Hernández junto a una muestra de fotografía en el mismo espacio.

Con motivo de las celebraciones por el Día de Muertos, la comunidad mexicana en Barcelona ha convocado a este artista plástico que fácilmente ha logrado captar la atención de todos aquellos que han pasado delante de su obra. Además de la Frida Kahlo de Sant Pau, Hernández ha construido a Fedora, otra Catrina --de tamaño medio según el artista-- que se puede ver en el Museo de las Culturas del Mundo.

Frida Kahlo convertida en Catrina por Miguel Ángel Hernández
Frida Kahlo convertida en Catrina por Miguel Ángel Hernández

LA CARTONERÍA MEXICANA

Miguel Ángel lleva 30 años dedicados a la técnica de de esculpir con papel maché o cartonería mexicana, y los últimos cinco años los ha dedicado a realizar Catrinas para rendir culto a los muertos en la fiesta más tradicional de la cultura mexicana. Para este último trabajo se ha tardado unos 20 días, y ha contado con el material que ha traído de México sumado al cartón proporcionado por los contenedores de Barcelona.

“La escultura se hace con cartón y engrudo, se va pintando poco a poco y envolviendo capas, luego se coloca la vestimenta por encima de todo”, describe y explica que las Catrinas que hace son en realidad títeres, “tienen todas las articulaciones y se pueden mover de muchas maneras”.

LAS CATRINAS, RECONOCIDAS EN BARCELONA

“La tradición de las catrinas tiene más de 100 años. A la gente rica en México se les decía catrin a principios del Siglo XX y hace 70 años, Diego Rivera colocó la Catrina de José Guadalupe Posada en uno de sus más importantes murales en México. Desde allí que las Catrinas son parte de nuestra celebración del Día de Muertos”, relata Hernández.

Las Catrinas gigantes, explica el escultor, “son de Chihuahua, de donde yo soy, antes se hacían de mitad de cuerpo, pero hace cinco años yo comencé a dedicarme a rendir culto a la muerte con mis esculturas”.

LA MANIPULACIÓN DEL CINE

Para el artista, la tradición ha sido manipulada por el cine norteamericano, “aunque es cierto que la película Coco ha conseguido tomar la esencia de esta tradición, y para ello han tardado seis años para hacer la película. Es más serio el trabajo de Disney que lo que se muestra al inicio de James Bond, que ese desfile nunca se ha hecho”, critica.

Hernández está más que satisfecho con el recibimiento que su trabajo ha tenido en Barcelona. Considera que ha servido para despertar aún más el interés en la tradición de su tierra. De hacer flores de papel con pañuelos desechables, Miguel Ángel se ha convertido en un artista reconocido por llevar la tradición mexicana a otras partes del mundo con la técnica de la cartonería mexicana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.