ARCHIVADO EN:

Ana Lilia Pérez es periodista y profesora de la Universidad Autónoma de México y dedica su vida a estudiar la ruta del dinero del narcotráfico y los diversos delitos que rodean al crimen organizado. La catedrática mexicana ha publicado cinco libros, todos relacionados a las rutas del narcotráfico, cárteles y la relación entre los poderes y las drogas. Ha recibido en 2010 el Premio Nacional de Periodismo en México, y ha vivido en el exilio y con custodios, porque su vida ha corrido peligro en varias ocasiones. Esta semana ha venido a Barcelona para participar de del Seminario Internacional de Drogas, Políticas y Violencia. 

¿Cuál es el principal problema que genera el narcotráfico?

En México tenemos un problema muy fuerte con el crimen organizado y las organizaciones criminales que se dedican al narcotráfico, que han tenido una expansión a nivel global hacia otroas países de Latinoamérica e incluso en Europa. El tema de las drogas no se debe estudiar solo en el consumo o las prohibiciones o legalizaciones, sino que se debe analizar todos los flujos que hay entorno al narcotráfico.

¿Qué negocios surgen como consecuencia del tráfico de drogas?

El negocio de las drogas lleva su dinero a muchos lugares, alrededor de ese negocio hay unos 16 crímenes relacionados. Entre ellos, además de la venta de estupefacientes está el robo de combustible, la mercancía pirata o las falsificaciones, el tráfico de minerales, la trata de personas, o la extorsión.

¿Por qué aparece la violencia?

La violencia es un síntoma de la disputa de territorios. Eso sucede en América Latina pero no se ve tanto en Europa. Eso ha sido históricamente siempre así. En uno de mis libros, que se llama “Mares de cocaína”, hay una definición que se plantea cómo en Europa actúa la mafia silenciosa, no hay disputa sobre el territorio, por lo tanto no hay violencia. La violencia en cambio se produce en Estados más débiles y fáciles de corromper.

¿Hay gente a favor del narcotráfico?

En México hay zonas donde el narcotráfico compra a los alcaldes y genera crimen y corrupción, pero también es el dinero del narcotráfico el que construye una iglesia o una obra pública. Hay economías que se mantienen gracias a grupos criminales, esto se produce por un vacío de autoridad, donde el Estado no tiene presencia.

¿Se puede comparar el narcotráfico en México con el conflicto que existe en barrios como el Raval de Barcelona por el consumo de drogas?

El tema del narcotráfico se vive de muy distintas maneras en países o regiones. En unos son meramente consumidores, y en otros hay tráfico de drogas y disputa del territorio. Al final hablamos de consecuencias muy distintas de una misma problemática. Es muy diferente la realidad de México o América Latina a la de las ciudades europeas, y eso tiene que ver con el nivel de corrupción de las distintas instituciones.

¿Dónde crees que se concentra el consumo de drogas?

El consumo de drogas existe en todos los países, absolutamente en todos. ¿Si no, por qué los narcotraficantes envían droga a otros países? Sería como pensar que el consumo de alcohol se va a acabar algún día, eso es prácticamente imposible. Pero lo importante es diferenciar entre la envergadura que tiene el consumo personal y un negocio que implica el crimen organizado.