Los bares latinos tienen la combinación perfecta para ligar en Barcelona. A falta de pubs en la ciudad, estos espacios oscuros, con pocas mesas y música alta, se convierten en el escenario ideal para acercarse a otras personas, compartir una copa, un baile o un número de móvil.

Hay diversas ofertas de este estilo en la Ciudad Condal. Comenzando por los bares de salsa hasta los de rock, todos con características similares y donde, a diferencia de otros sitios de Barcelona, el roce es prácticamente inevitable.

EL COPETÍN

En el corazón del barrio del Born se ubica este alargado recinto, encabezado por una larga barra con bancos altos y una (pequeña) pista de baile en el fondo. El Copetín es un bar de ligar por excelencia, solo por el hecho de tener un espacio muy acotado que obliga al cliente a tener contacto con el resto desde el momento de la entrada.

La música latina invade el local, con diferentes variantes pasando desde el reggaetón, hasta la cumbia, música argentina y más. (Rambla del Born, 19).

EL BOMBÓN

Este mítico bar latino se ha mudado del Raval al Gòtic y sigue teniendo el mismo éxito. La salsa es la protagonista en este local, pero comparte pista con el merengue y la música caribeña.

El Bombón, en el barrio Gòtic
El Bombón, en el barrio Gòtic 

Pero no hace falta saber bailar estos ritmos para ir al Bombón, ya que el bar se nutre de un público variado, sobre todo moderno y con ganas de interactuar. El mojito de maracuyá es la estrella de la barra del Bombón. (Calle de La Mercè, 13).

LA ANTILLA

Desde 1993 Antilla Salsa Barcelona, o simplemente “La Antilla” es la discoteca de salsa por excelencia en Barcelona, aunque también se pueden escuchar otros ritmos que obligan a bailar pegados como la bachata, el merengue y demás melodías latinas.

En el Eixample, la sala Antilla es de las más míticas y una cita obligada en el ambiente caribeño de la ciudad. (Calle Aragó, 141).

POLAROID

Este no es un bar explícitamente para ligar, pero el ambiente incita a charlar con el vecino de mesa en un espacio reducido y con poca luz. Con decoración alusiva a su nombre, llena de fotografías, luces bajas y una nutrida barra con todo tipo de cóctels, el Polaroid ofrece noches temáticas --como la de los '70 y '80-- con un estilo musical marcado por el rock.

Un rincón del bar Polaroid de Barcelona / WEB BAR POLAROID
Un rincón del bar Polaroid de Barcelona / WEB BAR POLAROID

Al ser un bar más bien pequeño (como todos los de la zona), se recomienda no ir muy tarde porque suele estar lleno y el aforo es limitado. (Calle Còdols, 29).

MOJITO CLUB

Es más bien una discoteca del Eixample, aunque también se puede entrar solo a tomar una copa y ver el ambiente. Se trata de una amplia sala donde predomina la salsa y la bachata y se cobra una entrada por el valor de una copa, que dentro se puede cambiar por cualquier bebida.

La pista del Mojito Club de Barcelona
La pista del Mojito Club de Barcelona 

En el Mojito Club hay expertos bailarines, pero también curiosos dispuestos a dejarse llevar y aprender un poco de ritmos latinos. Los jueves y domingos la programación es exclusiva de la salsa y la bachata, y los viernes y sábados se transforma en ritmos latinos internacionales. (Calle Roselló, 217).