ARCHIVADO EN:

El Hospital Sant Joan de Déu lidera un proyecto internacional que impulsa la equiparación de la supervivencia de los niños con leucemia de Latinoamérica con la de Europa. Con este objetivo se reúnen hasta este viernes los principales investigadores de la iniciativa.

En los países de América Latina y Caribe, las leucemias infantiles son especialmente frecuentes y el porcentaje de niños que sobreviven a la enfermedad es menor, alrededor de un 50% y un 80% según el tipo de leucemia, frente a entre el 80% y 95% que superan la enfermedad en Europa.

AGRAVANTES PARA LA LEUCEMIA EN LATINOAMÉRICA

Esta diferencia tan significativa puede ser debida a múltiples factores como las diferencias en la biología de la leucemia, la dificultad de la población para acceder a la sanidad, la falta de recursos para el diagnóstico y la carencia de investigación.

La Comisión Europea ha financiado un proyecto --bautizado como Closer-- que liderará la investigadora Mireia Camós para estudiar y crear recomendaciones para paliar estas carencias, mejorar el diagnóstico y pronóstico de los pacientes con leucemia infantil en América Latina y reducir las diferencias de supervivencia entre ambas regiones.

Durante cinco años, expertos de toda Europa trabajarán con investigadores de Argentina, Chile y Uruguay para impulsar un gran estudio epidemiológico que permita conocer con más precisión los casos de leucemia que se diagnostican en América Latina y conocer sus subtipos, información clave para aplicar tratamientos adaptados al riesgo de cada paciente.

IMPLICACIÓN DEL PACIENTE 

El proyecto prevé además impulsar iniciativas que permitan simplificar los procesos de diagnóstico actuales y encontrar de menor coste que sean fácilmente aplicables en los centros sanitarios de los países que disponen de menos recursos. También incluye un programa de formación para capacitar a los profesionales en las mejores tecnologías diagnósticas disponibles y da prioridad a la implicación de los propios pacientes en la investigación.

El equipo investigador incluirá médicos de diferentes hospitales, laboratorios, universidades, centros de investigación, fundaciones de pacientes, representantes de política sanitaria, empresas y representantes de la sociedad civil, y abordará la leucemia infantil desde diferentes perspectivas.