ARCHIVADO EN:

'Pacha-Guaguas’ es una idea socio educativa y lúdica de Monika Szewczyk, una pedagoga polaca cuya especialidad, es el trabajo con los niños. Este nuevo proyecto, enfocado a niños de entre 3 y 11 años tiene como objetivo “crear puentes entre la cultura ecuatoriana y española” mediante la arteterapia.

El proyecto surgió cuando Monika estaba haciendo prácticas en una escuela en Quito, Ecuador. En esta ciudad, vio la oportunidad de transmitir todos los conocimientos, ideas y valores que había aprendido y decidió ponerlo en práctica en Barcelona.  

La arteterapia es la base de ‘Pacha-Guaguas’. El desarrollo personal, fortalecer la relación interpersonal y descubrir las propias emociones. El desarrollo de las habilidades de forma creatividad, junto con la percepción e intuición son imprescindibles para el éxito de la  terapia. Estas habilidades  se consiguen mediante disciplinas artísticas como la música, la plástica, el drama o la danza. Los valores que siguen son la bondad, la verdad y la belleza “presentes en la cultura ecuatoriana”, afirma Monika. 

Siguiendo el modelo de educación alternativa de María Montessori, Peter Pettersen o Janusz Korschak, Monika Szewczyk pretende resaltar la voluntad y la toma de decisiones del alumno.  La presencia de los niños en las actividades es completamente voluntaria y las necesidades de éstos deben tomarse en cuenta. 

Los beneficios de someterse a la arteterapia son muchos: La creación de “puentes” entre  dos culturas, en este caso la española y la ecuatoriana, la posibilidad de ayudar al niño con un trato muy personal y sobretodo, la promoción de la cultura ecuatoriana. 

El proyecto ‘Pacha-Guaguas’ tiene la sede en el Consulado de Ecuador en Barcelona. Contará con la colaboración del Cónsul General de Ecuador, Juan Carlos Coellar y el especialista en psicoterapia, Sebastián León. El consulado de Polonia también colaborará con actividades de cooperación especiales diseñadas por la especialista.