ARCHIVADO EN:

El diseñador catalán Custo Dalmau cree que Miami tiene los "genes" para convertirse en una gran plataforma internacional de la moda y es en esta ciudad, "la capital de Latinoamérica", donde busca consolidar su proyecto de expansión internacional.

Un año más, el responsable de Custo Barcelona acude a la Miami Fashion Week en la que presentará el sábado los coloridos y asimétricos diseños que forman parte de su colección para el próximo otoño-invierno titulada 'Yes, this is me' es el nombre de la próxima colección.

Hace 15 años que Custo abrió en Miami donde tiene un mercado que "afortunadamente va creciendo. Miami es la puerta de entrada para América Latina y su capital real", ha aseverado, tras resaltar que esta ciudad del sur de Florida "es un referente cada vez más fuerte" y "no para de crecer”.

"Según estudios, Latinoamérica es la zona del mundo que tiene más potencial de crecimiento en moda", ha señalado.

Su proyecto de expansión por América toma cada vez más fuerza y, tras abrir una nueva tienda en Buenos Aires -y a punto de hacerlo en Chile-, además de desfiles en ciudades como Punta del Este (Uruguay); Custo tiene volará a Bogotá para "seguir emprendiendo nuevos proyectos".

El diseñador, consagrado en pasarelas como la de Nueva York, considera que la Semana de la Moda de Miami puede aspirar a tener la relevancia internacional que tiene la cita en la ciudad de los rascacielos, aunque necesita "tiempo y organización".

Para ello, tiene que crearse un rasgo diferenciados y una de estas señas diferenciadoras es la apuesta por la sostenibilidad, un aspecto que el presidente honorífico, el actor Antonio Banderas, quiso potenciar desde que la Miami Fashion Week se reinventó en 2016.

"Hay que reconocer que la industria textil contamina pero cada vez hay más controles en las fábricas para reducir este nivel de polución. Nosotros trabajamos con fábricas que están homologadas con las calificaciones más rigurosas", ha asegurado Dalmau, que mantiene su "laboratorio creativo" en el Prat de Llobregat (Barcelona).

Pasarela Custo Barcelona / EFE
El diseñador Custo Dalmau en una de sus pasarelas / EFE

"Unimos lo artesano y manual con lo más tecnológico para crear piezas inclasificables que no recuerden a nada", explica Dalmau, algo que dice que consiguen "investigando mucho" y "poniendo muchas horas" en cada proyecto creativo.

De este modo, el diseñador siente que las casi cuatro décadas de trayectoria profesional "han pasado volando", síntoma de que "han sido muy intensas y lo han disfrutado".

"Recuerdo los primeros pasos y no me parecen tan lejanos", rememora. Con una marca que se dirige a personas que quieren "expresar su individualidad" y que mantienen el "espíritu joven", Custo Barcelona aspira a consolidar en un futuro la identidad que ha creado y exportarla a "cuantos más mercados mejor", ha concluido.