ARCHIVADO EN:

Cuba no puede negar la presencia de su pasado revolucionario. Ni quiere. El sentimiento de revolución y la necesidad de retratar todo problema como una lucha mantiene las vallas colocadas por toda Cuba como una de las señas de identidad más importantes de la isla. En el día del nacimiento de Antonio Maceo y Ernesto 'El Che' Guevara, Alfons González Quesada, ha plasmado esta idea en la presentación de su libro Vallas de Cuba en el Ateneu L’Harmonía de Sant Andreu

El proyecto de González Quesada comienza hace más de 10 años en su primer viaje a Cuba. Al ver que no había publicidad comercial, si no que en su lugar había mensajes políticos, decide investigar y recopilar las vallas en un libro. Para conseguir las más significativas de años atrás, cuenta con la ayuda de la Editora Política del Partido Comunista, que tiene en su poder un archivo con más de 5.000 imágenes. Actualmente, más de 500 imágenes de propanganda mural constituyen Cuba en Vallas y guían al lector por la Revolución Cubana.

El libro, que incluye tanto las vallas históricas como las más sorprendentes y las más actuales, se organiza por temáticas. Están aquellas que recuerdan a la fundación de un nuevo momento histórico, las que llaman a la unidad del pueblo y las que expresan la importancia de la herencia y de seguir el modelo de vida de los antepasados que les guiaron. 

IMG 4500
Cuba en Vallas recopila las obras de lucha y las explica una por una / A.N

Las vallas más actuales se enfocan en los problemas sociales que sufren los ciudadanos: las relaciones internacionales con otras naciones y la idea de soberanía, la de patria o la muerte. Las vallas cubanas tambien hacen la función de tablón vecinal: recuerdan a la gente que debería ir a votar y felicitan el nuevo año escolar. En Cuba, las vallas se utilizan para todo tipo de mensajes. 

Según el autor de Cuba en Vallas, Alfons González, en la isla “cualquier problema se verbaliza a través de la lucha”. Todos los problemas que surgan (culturales, educativos, medioambientales, etc.) se ven reflejados en la sociedad cubana como una lucha, y por lo tanto, así se refleja en sus vallas. "Trabajan y luchan con la misma predisposición”, agrega González. 

IMG 7622
Pegatinas hechas con imágenes murales en la presentación de Cuba en Vallas / A.N

La presentación del libro contó con las aportaciones de Roc Blackblock, un artista urbano fiel creyente del poder de éste, sobretodo si es reivindicativo y social, y la Cónsul de Cuba en Barcelona, Mabel Arteaga Rodríguez. Ambos han explicado la transcendencia del arte urbano, el arte gráfico y su uso como comunicación política, como de la historia de Cuba y la importancia que cobra el grafismo en ella. Mabel Arteaga finalizaba su discurso con esta frase: “No hay que decir mucho, ni en tantas palabras, para darse cuenta que en estas vallas está todo lo que ha hecho el pueblo cubano”. Desde luego, Cuba nunca podrá negar la presencia de lo revolucionario.