ARCHIVADO EN:

Nostalgia, recuerdos, divertimentos, humor, luces y sombras son los temas conductores de Sombras de la Habana, el musical cubano que acogerá  el Teatro Apolo el próximo 16 de junio. El espectáculo transportará al espectador a La Habana de los años 50 y los 90 mediante coreografías, canciones y actuaciones, todas con la vitalidad y el ritmo por el que se caracterizan los isleños.

El musical, dirigido por el cubano Rogelio Lorda pretende “dar vida a las coreografías y las historias que le contaron mis abuelos y a sus propios recuerdos de la juventud”. El espectáculo, cargado de nostalgia, emociones e historias personales, tiene como objetivo que el espectador reflexione profundamente sobre Cuba, su cultura y sus raíces. Lejos de ser autobiográfica, más bien autoreferencial, como aclara Lorda, plasma escenas que le tocaron vivir a él en los años 90 como aquellas parecidas a las que le tocaron vivir a sus antepasados. Sin embargo, también hay partes que Lorda las recrea desde su fantasía, pero que sin embargo, aclara, “para muchas otras personas fueron su realidad”.

Los colores, las buenas vibraciones y la música no pueden faltar en un musical cubano. La personalidad, la alegría y la vitalidad de la isla y sus ciudadanos se verá reflejada a lo largo del musical con números llenos de color y ritmo. “Tiene mucho valor artístico y cultural. Hay veces que los productos que hay no son el mejor reflejo de la sociedad cubana,” señala Lorda. “Estamos haciendo un poco de gala de lo que es la cultura cubana musicalmente, 'danzariamente y popularmente."


Vídeo promocional de Sombras de La Habana / CANALSALSA

Después de un año trabajando en Sombras de la Habana, el esfuerzo, por fin, ha dado sus frutos:  Lorda y su equipo lo presentan el sábado 16 de junio en el Teatro Apolo. Una única actuación en Barcelona que el espectador disfrutará de “una hora y 30 minutos diciendo: Esto es Cuba”. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.