ARCHIVADO EN:

Catalunya registró 3.900 peticiones de asilo en 2017, una cifra que se prevé que se triplique en 2018, después de que en los primeros cinco meses del año ya se han contabilizado 2.100, según datos ofrecidos hoy por la Comissió Catalana d´Ajuda al Refugiat (CCAR).

El CCAR, filial catalana de la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), ha advertido de que se prevé un "verano caliente" tras la llegada, sólo este fin de semana, de más de 2.000 personas a las costas españolas, incluyendo el desembarco del Aquarius.

Pese a esto, el presidente del CCAR, Miguel Pajares, ha negado rotundamente que la llegada de este buque, ayer en Valencia, produzca "ningún efecto llamada ni nada que se le parezca", y ha añadido que "Europa no tiene ninguna crisis de refugiados, sino más una crisis de las políticas de atención y recepción de refugiados”.

Las peticiones de asilo en 2017 se duplicaron respecto a 2016 en España, llegando al máximo histórico desde la aprobación de la Ley de Asilo: 31.120 peticiones, de las cuales, la mayoría procedieron de personas de Venezuela (10.350), Siria (4.225), Colombia (2.460) y Ucrania (2.265).

Pajares ha lamentado que "Europa sigue fallando estrepitosamente en políticas de asilo", con medidas desarrolladas unilateralmente por cada país y "poco respetuosas" con las personas, por lo que ha pedido una política europea común en esta materia.

La directora del CCAR, Estel·la Pareja, ha afirmado que 2017 fue "el año del colapso del sistema de asilo en España", porque "no está preparado para el número de personas que llegan", por lo que la tasa de denegación es de las más altas de la UE y la media de tiempo para resolver las peticiones es de 431 días.

En 2017, presentaron 13.350 las peticiones presentadas. En su mayoría, correspondientes a años anteriores y un 65 % de ellas (8.675) fueron denegadas.

PROTOCOLO ÚNICO DE ASILO PARA TODA EUROPA

El CCAR han hecho hincapié en la necesidad de un protocolo unificado para la petición de asilo que respete las garantías y derechos de los potenciales solicitantes, independientemente del lugar y forma de su llegada, y que les dé acceso igualitario a asistencia sanitaria y jurídica, entre otros.

Para el CCAR también es "urgente" la eliminación de las devoluciones en caliente y la habilitación de vías seguras y legales para evitar las muertes en las fronteras y evitar los circuitos liderados por algunas mafias.

La directora ha celebrado el incremento de las plazas de alojamiento para refugiados en los municipios de Catalunya, que en 2015 eran 28 y ahora superan las 600.

LA VIOLENCIA MACHISTA, UN MOTIVO PARA DEMANDAR ASILO

Laura, una solicitante de asilo procedente de República Dominicana, ha explicado que lo que la obligó a huir de su país fue la violencia machista ejercida por su pareja, que durante meses la amenazó. “Es muy difícil para mí estar aquí, habiendo dejado a mis hijos en mi país", ha lamentado Laura, que lleva un año y tres meses esperando la resolución de su petición de asilo, igual que más de 42.000 personas en el conjunto de España.