Nació en Bogotá hace 20 años y ahora combina sus estudios de filosofía y economía con un arte urbano que suma seguidores de todas las edades, el Poetry Slam. Un género que se remonta treinta años atrás en la ciudad de Chicago, donde también emergieron el hip hop y el rap. En Europa es un género consolidado en la República Checa, Francia y sobretodo, Alemania pero Barcelona no se queda atrás y tiene sus creadores. Metrópoli Abierta habla con el campeón de Poetry Slam Barcelona, Arjan Álvarez, quien adora la poesía y la usa como crítica social. El Poetry Slam une literatura e interpretación, es actitud y habilidad. “Es un escaparate para exponer y aprender”, explica Arján. Él escribe versos que reivindican las desigualdades sociales y critican el amor romántico. Ha publicado un libro de sus poemas: ‘Tras tres lustros’ con la editorial Carena y sigue esbozando versos y ensayando sus actuaciones.

Poetry slam ha recuperado el arte de rimar para denunciar las injusticias sociales del siglo XXI y Arján añade alternativas dentro de sus reivindicaciones, “de no hacerlo, sería absurdo criticar sin dar soluciones”, comenta el joven artista. Así el Poetry Slam es un ejemplo que demuestra por qué la poesía no ha pasado de moda. Las actuaciones pueden parecer improvisadas pero Arján asegura que está todo trabajado, desde la oralidad de los poemas a la puesta en escena. Él que también ha trabajado arte dramático, colabora con la organización del Festival de Teatro ‘La estació escènica’ que se celebra en el Fort Pienc a principios del verano. Mientras, derrocha fuerza en sus funciones.

Arjan, slamer número uno de Barcelona /
Arjan, slammer número uno de Barcelona / @lilo927

El artista utiliza el castellano para la mayoría de sus composiciones poéticas porque es su lengua vehicular, usa más el catalán en el ámbito teatral y actualmente trabaja unos poemas en italiano. Según él, que estudió hasta sexto curso en el liceo italiano, quiere homenajear el sistema educativo italiano que le hizo estimar tanto la literatura que ahora usa para su slam. “Boccaccio, Dante y Petrarca son humanistas y escritores que se valoran mucho en la escuela italiana”, dice Arján. Grandes personajes de la historia de la literatura que han servido para inspirar a muchos autores durante siglos.

Si alguien tiene dudas del alcance social de este género, Salva Soler es uno de los españoles que más premios ha ganado dentro de este arte y se puede permitir el lujo de vivir de ello. “Aunque es muy difícil vivir de ésto”, según Arján, “sí salen trabajos puntuales de oratoria, interpretación o poesía”. Trabajos propios de humanidades que están extinción pero que, gracias al auge de los artistas urbanos renacen para representar algunas situaciones denunciables de la actualidad, así como el maltrato por cuestión de género, la precariedad de alguna grupos sociales, la vulnerabilidad de la infancia, las relaciones de dependencia y sumisión en las parejas, etc.

El artista en una actuación de Slam Poetry /
El artista en una actuación de Slam Poetry / A.A.

En estos momentos, el artista prepara una maqueta de rap de unos cinco o seis temas plagados de versos y aspira a realizar un trabajo poético acompañado de la musicalidad de algún instrumento como el saxofón de fondo.

El próximo sábado 17 de febrero, el ganador de Poetry Slam Barcelona, actuará en el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona a partir de las 18 horas. Una tarde de slam poetry y 'spoken word' (discurso literario) en la que tanto los poetas como el público son los protagonistas. En Barcelona el campeonato regular de slam se celebra desde 2010 y cuenta con cientos de poetas y seguidores que cada mes se reúnen para compartir y aplaudir las actuaciones de los slammers.

OTRA POESÍA URBANA

Así como el Slam Poetry, han nacido otros géneros artísticos urbanos que ganan seguidores y que se encuentran en Barcelona, por ejemplo los prostíbulos poéticos o el escaparate de versos. El primero se trata de una cena afrodisíaca en la que la desfachatez, la promiscuidad, la sensualidad y la poesía burlesque son el alma de un circo ambulante que lace llegar la poesía más sensual a los oídos de los comensales en la intimidad. El escaparate de versos es la fusión de danza y teatro contemporáneo con un fondo de poesías.