La narración oral es un arte que no está dedicado sólo a los niños, sino que también atrapa la atención de los adultos y estimula su imaginación en diiferentes planos. O al menos eso asegura la periodista y narradora colombiana radicada en Barcelona, Liliana Moreno, alias Li Morenita, que este fin de semana se presenta en La Casa dels Contes.

"Cuentos Suculentos" es un espectáculo de narración oral, y está dedicado a las historias que van alrededor de la alimentación, se trata de “saborearse las palabras a través de las historias”, asegura Liliana. En cuanto a su público indica que los cuentos son para mayores de 13 años en adelante.

CONTENIDO “PICANTE” EN LAS NARRACIONES

“Los cuentos para adultos, no necesariamente son cuentos eróticos, aunque puede haber puntos picantes. Pero al ser una narración un poco más densa, un lenguaje más elaborado, tienes que estar más tiempo atento”, detalla la narradora y dice que el promedio de atención de un adulto es más alto que en un niño, “se supone”, bromea.

Entre su público hay personas de 70 años, gente joven, y es apto para todos aquellos que estén dispuestos a reemplazar las pantallas o el teatro por una alternativa que devuelve el protagonismo a la imaginación.

HISTORIAS CONTADAS, NO LEÍDAS

Li Morenita cuenta que es periodista de profesión y que siempre ha trabajado en la creación de historias. “Hace 12 o 13 años estuve trabajando con niños en colonias de verano y descubrí que cuando les contaba historias a los niños, se calmaban. Se quedaban tranquilos, contentos y con ganas de más, y eso me animó a trabajar luego con adultos”.

La colombiana explica que los narradores “no leemos las historias, las contamos, hacemos adaptaciones de los fragmentos que nos gustan. Son como tú versión de una historia de tradición oral que hemos contado y el hilo conductor es la voz”.

ESTIMULAR LA CREATIVIDAD

Como periodista, entiende que los procesos de narración oral tienen la ventaja de que el receptor tiene que hacer un fuerte trabajo de imaginación. "Es una vuelta al origen de la imaginación: una película te da la imagen y en la narración oral no, por eso es una parte importante para estimular la creatividad”.

Un buen ejemplo del uso de la creatividad es una sesión en la que la narradora cuenta una historia con personajes de Gabriel García Márquez. “Allí hablo de un personaje que es un muerto que llega a un pueblo. Siempre digo que era un hombre muy guapo, y al final pregunto cómo se lo imaginaba cada uno, y todo el mundo me da respuestas diferentes, unos lo imaginan alto y rubio, otros fuerte y moreno, cada persona con su punto de vista”.

La emoción va en tiempo real, y eso es lo que más motiva a los contadores de cuentos. “A veces, como narradora, me gusta hacer silencios y mientras todos te miran ves cómo has captado su atención, todo ocurre en directo: risas, suspiros, lágrimas, es parte de la magia. No es completamente teatro, pero sí, es un poquito de muchas artes”.

CUENTOS SUCULENTOS EN BARCELONA

El espectáculo “Cuentos Suculentos” dura una hora, y se ha preestrenado en el Festival de Narración Oral de Barcelona.

Este miércoles actuará también en la sala barcelonesa el narrador colombiano Nicolás Buenaventura, con su espectáculo “Maestra Palabra” y este viernes 30 y sábado 1 de diciembre le toca el turno a los “Cuentos Suculentos” de Li Morenita. Ambos espectáculos tienen lugar a las 20 horas y las entradas se pueden adquirir por Atrápalo por un valor de 10 euros y en taquilla, 12 euros.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.