Antes de que comience la Smart City Expo World Congress en Barcelona, Brasil ha querido adelantarse. A partir de un acuerdo con el congreso de ciudades inteligentes, la Cámara de Comercio Brasil-Cataluña y el Frente Nacional de Prefeitos, se ha celebrado una jornada sobre el actual desarrollo de las economías locales en Brasil y los principales retos y oportunidades en el sector de las smart cities.

En la sede de Foment de Treball se han reunido los alcaldes brasileños para ofrecer sus experiencias en sus respectivas ciudades, cuáles son sus principales inconvenientes, en qué han avanzado y qué les falta por resolver.

CO-WORKING PÚBLICOS EN CURITIBA

Rafael Greca, prefeito de Curitiba, ha asegurado que la innovación “está en el ADN de su ciudad”. “En la actualidad tenemos unas 50 bibliotecas distribuidas en los diferentes barrios y allí he implementado espacios maker para fomentar la creatividad de los niños”. Además, Curitiba ha inaugurado co-working públicos, “tenemos al servicio de todos espacios que son incubadoras de pequeñas empresas con muy buenas ideas”.

Curitiba ha avanzado también en materia tecnológica. “Tenemos la primera calle inteligente del país y estamos trabajando en una tecnología para los edificios históricos, para que los edificios puedan hablar con la gente y la gente con los edificios”, detalla Greca. El alcalde ha anunciado además que --al igual que otras ciudades brasileñas-- Curitiba ha reducido los impuestos a las empresas extranjeras, con el objetivo de fomentar las inversiones.

EL SIGLO DE LAS CIUDADES

El prefeito de Arcajú, Edvaldo Noguera, ha indicado que la ciudad es pequeña, con muchos habitantes (600.000) y “hay una gran calidad de vida”, pero que el principal desafío de Arcajú es la movilidad y la salud.

“Considero fundamental que si el siglo XIX y el XX el mundo ha sido de los imperios, el siglo XXI tiene que ser el siglo de las ciudades”, ha asegurado Noguera, y ha dicho que lo esencial de la tecnología será mejorar la vida de cada una de las personas que vive en las ciudades. “Es necesario dejar de ver a la tecnología solo como un fetiche y verla como una verdadera herramientas para mejorar la calidad de vida”.

MEJORAR LA MOVILIDAD EN FOZ

Foz Do Iguaçú es una ciudad que se localiza en tres países: Brasil, Argentina y Paraguay. Su compleja --y monumental geografía, una de las siete maravillas del mundo-- la convierte en un sitio complejo para su administración y conexiones. “Somos el segundo destino turístico del país después de Río de Janeiro y aún así no tenemos buenas conexiones con Río, ese es uno de nuestro principales retos hoy”, revela el prefeito Francisco Lacera.

“El desarrollo de la ciudad está vinculado a la naturaleza y al comercio, pero falta desarrollar la tecnología sobre todo para mejorar las conexiones y la movilidad”, ha insistido Lacera y ha destacado que en Foz trabajan en proyectos que fomentan la sustentabilidad, y el clima de solidaridad en el desarrollo de las nuevas tecnologías.