ARCHIVADO EN:

La fachada de la Nau Bostik de La Sagrera está mutando: el artista argentino Elian Chali está haciendo de las suyas durante el puente. Ha iniciado una transformación con su intervención en una acción inscrita en el proyecto Bostik Murals, que acaba de ser galardonado con el Premi Lluís Carulla 2018 de emprendeduría cultural.

De hecho, es la primera vez que el colorido artista pinta en Barcelona, y lo hace en el marco de una acción acompañada de un trabajo educativo comunitario con la Escola 30 passos y el centro Bemen-3.

JORNADA ABIERTA AL PÚBLICO

Chali desarrollará la intervención hasta el 7 de diciembre, y la fachada y las exposiciones se inaugurarán el sábado en una jornada abierta al público con un programa de actividades que también incluye live painting, talleres, rutas, música y gastronomía.

 

 

Elian Chali nació (1988) y se crió en Córdoba, donde actualmente reside. Su relación con la calle empezó de adolescente con “tagging”, luego se formó en diseño gráfico, aunque principalmente es un artista autodidacta. La obra de Elian se basa en crear un diálogo con la estructura urbana, dejando que las características de cada pared participen en el mural. Se identifica con urbanismo y arquitectura más que con muralismo y graffiti.