ARCHIVADO EN:

El escritor argentino Guillermo Martínez ha ganado la 75 edición del premio Nadal con su libro Los crímenes de Alicia que se ha impuesto entre las 343 obras presentadas. Esta obra comparte ambientación y protagonistas con su anterior novela Los crímenes de Oxford, en este caso con una serie de asesinatos relacionados con Alicia en el país de las maravillas. La novela había sido presentada al premio bajo el seudónimo de G. y el título ficticio de Los papeles de Guildford.

La historia ganadora se ambienta en Oxford (Reino Unido) en 1994, en el seno de la Hermandad Lewis Carroll, donde suceden unos crímenes vinculados al mundo literario de Alicia en el país de las maravillas; para desentrañar su misterio, el profesor de lógica Arthur Seldom –miembro de la hermandad– y el joven estudiante de matemáticas unirán sus esfuerzos.

DOCTOR EN MATEMÁTICAS

Nacido en Bahía Blanca en 1962, el escritor se trasladó en 1985 a Buenos Aires, donde se doctoró en Ciencias Matemáticas; en 1989 publicó Infierno Grande, que obtuvo el Premio del Fondo Nacional de las Artes de Argentina.

El Nadal tiene una dotación de 18.000 euros y el jurado estaba integrado por Alicia Giménez Bartlett, Care Santos, Lorenzo Silva, Andrés Trapiello y Emili Rosales, que proclamaron el fallo entre las cinco finalistas.

En la misma velada, que cada año supone la apertura de la temporada literaria, poco antes del Nadal se ha fallado el 51 Premio Josep Pla de prosa en lengua catalana, ambos convocados por Ediciones Destino, y que ha recaído en el escritor y dramaturgo Marc Artigau por su novela La vigília, que había presentado con el título ficticio de L'habitació de l'estiu y el seudónimo de Joan Ramírez i Ramírez