Arranca el Mundial de fútbol y mientras La Roja juega el viernes contra Portugal, el fin de semana debutan doce países y entre ellos, cuatro latinoamericanos: Argentina y Perú el sábado y México y Brasil el domingo. Sus connacionales no son pocos en la ciudad de Barcelona y ya tienen a punto su fiesta para disfrutar del encuentro con sus selecciones.

Lugar, la mítica Ovella Negra se rinde a la hinchada argentina y a los seguidores de Brasil. Los argentinos tomaran lugar el sábado a las tres de la tarde pero la cita parte desde las doce del mediodía. Tres horas previas al partido para ver las mejores jugadas de los albicelestes y el spot publicitario que han hecho las peñas argentinas de España que está dando la vuelta al mundo. Desde el Argentina, Islandia del sábado y el resto de partidos a los que aspira esta selección, se sortearán decenas de premios: camisetas, cenas en restaurantes argentinos y demás sorpresas. Los estómagos se saciarán con choripanes, empanadas, fernet y ceveza. Tres horas en las que también se ha pensado en los más pequeños que podrán entretenerse dibujando o maquillándose las caras y para bordar el encuentro, ¡cotillón para todos! Globos celestes y blancos para tirar cuando el equipo salga a la cancha, más de 100 banderas de palo, 25 bombos y redoblasteis, gentileza de las peñas colaboradoras de la fiesta.

Y en esta época de ‘postrero instagrámico’, todos podrán hacerse una selfie con una réplica exacta de la Copa del Mundo para el recuerdo y compartir en redes (ya se sabe).

Apoyo de la afición argentina a su selección / A.O
Las peñas argentinas de Barcelona animan con el bombo a su selección  / A.O. 

Entre tanta fiesta, los organizadores también anuncian algunas indicaciones para garantizar la seguridad dentro de la tasca: queda prohibido el uso de pirotecnia dentro y fuera del recinto, lo que implicaría la expulsión inmediata; y no se podrá cambiar de sala una vez acomodado por orden de llegada. Además, para quienes aún no tienen su camiseta de la selección, allí mismo se puede hacer con una, ya que habrá venta directa de ellas.

Aquellos que prefieren disfrutar del partido en un lugar más pequeño, en Marilyn La Rubia Tarada regalan una cerveza por cada gol que sume Argentina contra Islandia. Una promoción apta por cada ocho euros de consumición y por persona. Marilyn La Rubia Tarada se encuentra en Clot, 126 y aunque es pequeño, también se abre para vibrar el Mundial. Otra opción más playera se presenta delante de la playa de La Barceloneta, en Lola Mola. Un bar-restuarante costero abierto más horas que cerrado. Lola Mola pasará todos los partidos del Mundial frente a la arena de la playa. 

A parte de Lola Mola, hay otro lugar muy argentinoen Barcelona que también pasará todos los partidos de la albiceleste. Se trata de La Milonguita de la calle de Sant Ramon donde ofrecerá choripan y sandwiches de milanesa a precios populares para todos u otra opción para ver los partidos, es en el sótano mágico de Diobar. 

Después del partido, quienes sigan con ganas de marcha, bien porque Argentina sigue dentro de la competición o simplemente porque es sábado, la Sala Monasterio ofrece pase libre toda la noche con toda la música que querés.

Tras la jornada del sábado, el domingo será el turno de Brasil y l´Ovella Negra, en esta ocasión, se vestirá de amarillo y verde. No faltará comida y música brasileiras. Combos de cerveza y coixinha por cinco euros y para los más animados, uno de los cócteles más conocidos del país tropical: ¡caipirinhas por 4,5 euros! Todas las consumiciones a precios populares para hacer del encuentro Brasil-Suiza más animado. Este partido comenzará a las ocho de la tarde y los brasileños de Barcelona ya se frotan las manos para que su selección funda a los suizos entre cubos de cervezas frescas para compartir en grupo.

Apoyo de la afición argentina a su selección / A.O
Los seguidores de la albiceleste en Barcelona / A.O. 

Dos salones, siete macro pantallas, 2.500 m² y mucha emoción acumulada. Todos los ingredientes necesarios para armar unas fiestas futbolísticas de primer orden.

El mismo fin de semana, otras dos selecciones latinoamericanas, Perú y México juegan en Rusia. Los aficionados de estos países que viven en Barcelona también se citan en l´Ovella Negra para ver el Mundial pero aún no han definido cómo será su fiesta futbolera. No obstante, como ya viene siendo costumbre, el Santísimo Agave es otro clásico lugar donde se reúnen para animar a sus selecciones.

Bienvenido, Mundial.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.