ARCHIVADO EN:

Vox ha pinchado en Barcelona en las elecciones generales, unos comicios que en la ciudad ha ganado ERC en una disputada pugna con el PSC. Y lo ha hecho de manera clara. En la capital catalana, el partido que lidera Santiago Abascal ha sacado apenas 29.601 votos, lo que se traduce en un 3,39% del total. La formación ultraderechista quedó en séptima posición en Barcelona, por detrás de ERC, PSC, En Comú Podem, Ciutadanos, Junts per Catalunya y PP. 

De repetir este porcentaje de sufragios en los comicios municipales del 26 de mayo, Vox lo tiene prácticamente imposible para entrar en el Ayuntamiento de Barcelona. La proporción de votos para obtener representación en el consistorio se sitúa en torno al 5% y Vox ha quedado bastante lejos. En el caso de este partido, los resultados de las generales tienen especial importancia porque el único diputado que ha obtenido Vox en Cataluña es Ignacio Garriga, que también es el alcaldable por Barcelona.

LOS MEJORES RESULTADOS, EN SARRIÀ

Vox ha obtenido los mejores resultados en Sarrià-Sant Gervasi con el 5,88% y 5.128 votos. Con este porcentaje, el partido de Abascal tendría serías opciones de entrar en el consistorio. Sin embargo, en el resto de Barcelona, los datos son claramente más negativos. En Les Corts, Garriga ha logrado el 4,39% (2.212 votos); en Nou Barris, el 4,04 (3.488); y en Horta-Guinardó, el 3,09% (2.974 votos).

Los porcentajes de Horta-Guinardó son casi los mismos que Vox ha sacado en Sant Martí, un distrito que suele votar a formaciones de izquierda, y Ciutat Vella. En Sant Martí, la formación no ha pasado del 3,08 (3.973), y en Ciutat Vella se ha quedado con un 3,07%. La zona antigua es donde Vox ha logrados menos votos totales: 916.

GRÀCIA, EL PEOR PORCENTAJE

Los peores resultados de Vox han sido en los distritos de voto más catalanista y/o progresista, en los que ni siquiera ha llegado al 3%. En Sant Andreu, el partido ha logrado el 2,92% (2.521 votos); en el Eixample, el 2,91% (4.169 votos); y en Sants-Montjuïc, el 2,89% (2.722). Gràcia ha sido el distrito donde Vox ha conseguido la peor nota, con un 2,17% de los sufragios y 1.498 papeletas.

En las elecciones generales de junio de 2016, Vox no concurrió en Barcelona. Tampoco se presentó en las autonómicas de diciembre de 2017, en pleno proceso independentista. Si lo hizo, en cambio, en las municipales de 2015 en Barcelona, cuando ganó Ada Colau. En aquellas elecciones, Vox obtuvo únicamente 1.514 votos, el 0,1% del total. La lista la lideró Bruno de Salvador.