ARCHIVADO EN:

Los votantes de Ada Colau en las pasadas elecciones municipales no quieren un pacto de gobierno con el PSC. El 39,8% de los electores de Barcelona en Comú prefiere un acuerdo con ERC, según una encuesta elaborada por Time Consultants para Crónica Global. Una posible entente con los socialistas solo es defendida por el 24,3% de los votantes de los Comuns.

El pacto de gobierno que Colau negocia con Jaume Collboni, líder del PSC, es rechazado mayoritariamente por los votantes de Colau. Sus electores se decantan por un acuerdo con ERC, la formación más votada el 26 de mayo. Republicanos y Barcelona en Comú lograron 10 concejales, dos más que los socialistas.

EL TRIPARTITO

Colau, al menos públicamente, había expresado su deseo de liderar un gobierno con las otras fuerzas de izquierda: ERC y el PSC. Este miércoles, la todavía alcaldesa descartó esta opción, que tampoco gusta a sus electores. Un posible gobierno tripartito solo es defendido por el 14,9% de los votantes de Colau.

La encuesta, asimismo, refleja que el 31% de los votantes de los Comuns se definen como “independentistas”.

LOS VOTOS DE VALLS

Los simpatizantes de Colau también se sienten incómodos con la posibilidad de que Colau sea investida alcaldesa con los votos de Manuel Valls. Esta opción solo es defendida por el 4,9% de los votantes de Barcelona en Comú y por el 15,7% de los electores del PSC.

En su globalidad, los barceloneses prefieren que Maragall sea el nuevo alcalde. Esta opción es defendida por el 41% de los ciudadanos. Colau, por su parte, obtiene el respaldo del 33,1% de los votantes, según la encuesta de Crónica Global que fue elaborada entre el 5 y el 8 de junio.