Varapalo de la oposición al gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni sobre el Estado de la ciudad en 2020: impacto del Covid-19, un informe que retrata la situación de la ciudad en 2020, marcada por los efectos de la pandemia. El documento, que dibuja un panorama negro, fue avanzado en exclusiva este jueves por Metrópoli Abierta. "Barcelona está en los huesos", ha dicho la regidora de Ciutadans, Mariluz Guilarte.

Entre algunos datos que ofrece el informe municipal es que el año pasado se cerró con 98.600 casos diagnosticados de la enfermedad y un exceso de mortalidad de 4.500 personas. La economía es uno de los indicadores principales que cae por los suelos. El drama es total: el Producto Interior Bruto bajará entre 10 y 11 puntos, el año ha acabado con un número de visitantes que no llega a los dos millones (1,8 en total), un 78% por debajo de 2019, la contratación se ha desplomado un 45% en Barcelona, más de 300.000 barceloneses se han visto afectados por un ERTE, unos 88.000 barceloneses han sido atendidos por los servicios sociales municipales...

UNA BARCELONA PARA "LLORAR"

Uno de los partidos más duros ha sido Barcelona pel Canvi. La regidora Eva Parera ha dicho que la situación de Barcelona es para "llorar". La edil se ha referido a las vidas perdidas, pero también al estado de la economía, la inseguridad ciudadana y los problemas de movilidad. Para Parera, "la pandemia ha sacado las incapacidades del gobierno de la ciudad", ha culpado a Colau y Collboni de haber iniciado una guerra con numerosos sectores y ha criticado a Colau por tener una "visión de ciudad pequeña". "Es un gobierno antiempresa y antisector privado". Parera ha reclamado a Colau y Collboni que tomen ejemplo de Madrid y hablen con el sector privado, que es el que genera ocupación". "Nosotros podemos ser más exigentes con ustedes porque están gobernando gracias a nosotros", ha soltado Parera a Colau. 

DESPILFARRO DE DINERO PÚBLICO

Para Guilarte, solo un año del "rápido deterioro" que vive Barcelona es achacable al coronavirus. El resto, considera la edil de Ciutadans, es culpa del gobierno municipal. "En otras ciudades, la pandemia se ha gestionado mejor que en Barcelona. Llegaron con los deberes hechos". Guilarte ha criticado con dureza el despilfarro de dinero público en contrataciones "a dedo", los litigios que tiene abiertos el Ayuntamiento y las investigaciones a algunos ediles del gobierno, como Janet Sanz, imputada por tres delitos por el caso del antiguo Hotel Buenos Aires de Vallvidrera, y Rosa Alarcón, investigada por la adjudicación de un contrato de motosharing

Desde las filas de ERC, el socio preferente del gobierno municipal, Ernest Maragall ha subrayado que el informe es una buena radiografía de la situación, "pero no cuenta con el análisis del médico que lo ha pedido". "También faltan las conclusiones. Los servicios técnicos trabajan y el gobierno se esconde detrás". Para Maragall, no todo lo que sucede en Barcelona es culpa de la pandemia. "Hemos sufrido más que otras ciudades. Barcelona había dejado de ser el mejor lugar para vivir y trabajar". Para el líder republicano, la ciudad se dejó seducir por "los cantos de sirena" del turismo global y "ahora toca reinventarnos".

CIUDAD PARALIZADA, PARA JUNTSXCAT 

La regidora de JuntsxCat, Elsa Artadi, ha retratado una ciudad sin vida, "sin visitantes ni congresos". "Hemos dejado de ser la mejor tienda del mundo", ha criticado Artadi, para quien el gobierno de Colau lleva años aplicando políticas "para que no viniera nadie" y ha llegado la pandemia "y lo ha paralizado todo". 

Desde el PP, Josep Bou ha criticado que el gobierno municipal no ha realizado ninguna de las reformas que han propuesto, entre ellas una de fiscal y otra de la administración, y ha exigido que se destinen más ayudas para empresarios y autónomos. "Ellos saben mejor que nadie cuáles son sus necesidades". Para Bou, no es el momento para gastarse dinero en la conexión del tranvía por la Diagonal ni en convertir el Eixample en una gran superilla.  

RESPUESTA DE COLLBONI

En la presentación del informe, el primer teniente de alcaldía Jaume Collboni ha asegurado que el último año la ciudad no se ha parado y se ha trabajado "para proteger a los más vulnerables, reactivar la economía y relanzar la ciudad". Según Collboni, es el momento de dejar atrás la fase de resistencia y encarar el futuro. "Estamos preparados por los acuerdos presupuestarios alcanzados con amplias mayorías y el Pacto por Barcelona, la guía de actuación municipal para estos meses, que ha sumado las voluntades de 200 entidades". 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.