ARCHIVADO EN:

Barcelona pel Canvi, la formación que lidera Manuel Valls en el Ayuntamiento de Barcelona, votará negativamente a los presupuestos del gobierno municipal de 2020. El voto del exprimer ministro francés y de Eva Parera no tendrá consecuencias en la aprobación de las cuentas tras el acuerdo de Ada Colau y Jaume Collboni con ERC y JuntsxCat.

En una comparecencia de prensa este martes, Valls ha subrayado que el presupuesto municipal "adolece de realismo". Para el concejal, la subida de impuestos "es excesiva, inoportuna e injusta", ha argumentado.

OXÍGENO AL SEPARATISMO

Según Valls, que podría presentarse a unas hipotéticas elecciones al Parlament de Catalunya, el acuerdo alcanzado por Colau y Collboni con republicanos y exconvergentes "viene a complementar otros acuerdos politicos que han sido adaptados por el tripartito para dar oxígeno al separatismo". 

En opinión de Valls, a las cuentas municipales que se aprobarán en el pleno del próximo viernes "faltan ayudas a las becas Erasmus y a las familias que no pueden pagar guarderías o actividades de sus hijos por falta de medios". 

CRÍTICAS AL VETO AL HERMITAGE

El edil de Barcelona pel Canvi ha aprovechado la rueda de prensa para cargar contra el gobierno municipal por la negativa a que Barcelona acoja el Hermitage en unos terrenos propiedad del puerto junto al Hotel Vela. Este lunes, la teniente de alcaldía de Urbanismo, Janet Sanz, alegó a la falta de seguridad y las dificultades de movilidad que comportaría en la Barceloneta un museo como el Hermitage para prohibir el proyecto.

Para Valls, el veto al museo Hermitage "es un buen ejemplo de la cortedad de miras que tanto empequeñece a Barcelona".