ARCHIVADO EN:

Manuel Valls ha hablado claro, muy claro, después de tres noches de disturbios en Barcelona y otras localidades catalanes. El exprimer ministro francés y concejal de Barcelona pel Canvi ha exigido la dimisión del presidente de la Generalitat, Quim Torra, y la convocatoria de elecciones autonómicas, a los que ha dejado entrever que se podría presentar. El regidor, que ha comparecido con su mano derecha Eva Parera, ha reclamado activar la Ley de Seguridad Nacional y ha pedido al Gobierno español que esté preparado para aplicar el artículo 155 de la Constitución en Cataluña.

En opinión de Valls, los altercados vividos en la capital catalana son "gravísimos". " Lo que pasa en las calles y carreteras e infraestructuras es inaceptable, doloroso y muy preocupante", ha subrayado Valls, que ha culpado directamente a Torra de la situación que está viviendo en Barcelona. "Torra debe dimitir. No puede huir hacia adelante. Él ha montado este caos. Solo él es el responsable de las tres noches de violencia y caos. Ahora condena la violencia con la boca pequeña, pero Barcelona recordará para siempre este octubre de 2019".

¿DÓNDE ESTÁ EL MINISTRO DEL INTERIOR?

En una rueda de prensa, Valls no ha dejado títere con cabeza. "El Gobierno español tiene que actuar con firmeza. Esto no va a pasar, va a durar. El gobierno español, la Corona, el Estado tienen que estar presentes. No entiendo porque el ministro del Interior, Fernando Grande Marlaska, no está en Barcelona", ha apuntado el político de origen galo, para quien la aplicación del artículo 155 tiene que "ser el último recurso", pero ha insistido que el Ejecutivo tiene que estar preparado para ello. "Los catalanes nos sentimos abandonados. Hoy solo hay un camino para la pacificación de Barcelona: la unión del Constitucionalismo. Es la única forma de superar la crisis", ha defendido.

Valls, que gestionó graves atentado yihadistas en Francia como ministro del Interior y primer ministro, ha arremetido también contra la Asamblea Nacional Catalana (ANC) y Omnium. "No son organizaciones pacifistas. Están en el origen de los actos violentos". También considera que la llamada al diálogo del expresidente Artur Mas es "falsa". Para el concejal de Barcelona pel Canvi, Mas dejó el país en manos de la izquierda radical. "Es uno de los responsables de la crisis que afecta a todo el país".

"BARCELONA ARDE"

Según Valls, los gobiernos independentistas de la Generalitat tienen mucho que ver con lo que está pasando. "La violencia ya está escrita en la actitud, en los discursos. Se pusieron al lado de los que querían atentar. Ahora tenemos las consecuencias. Barcelona arde y lo única respuesta que los ciudadanos obtienen es el silencio del presidente de la Generalitat, quien, además, se va de manifestación".

Las críticas de Valls hacia los políticos independentistas ha ido más allá. "La política no se hace en la calle. Los políticos tenemos que responder por nuestra gestión no por llevar la bandera más grande. No se puede vivir en campaña permanente, cada día, siete años seguidos. A los ciudadanos les han engañado. No habrá independencia. Europa no reconocerá la República Catalana. No habrá amnistía, ni indulto. Hacer política no es alimentar un conflicto para mantenerse en el poder".

En varias ocasiones, el concejal ha reiterado que la solución a la crisis social y política que vive Cataluña pasa por la unión del Constitucionalismo. "Los constitucionalistas deben unirse y lanzar un mensaje de esperanza a la población. La gente se siente perdida". Valls espera que en la manifestación convocada por Sociedad Civil Catalana el día 27 de octubre de Barcelona se multitudinaria y que a ella asistan juntos Pedro Sanchez, Pablo Casado y Albert Rivera.

El exprimer ministro francés podría presentarse a las elecciones catalanas. Es una posibilidad que desde hace tiempo circula por su entorno y que se ve respaldada por la salida de Eva Parera de la Lliga Democràtica, un partido de nueva creación, vinculado al catalanismo moderado, que ya nació con fuertes discrepancias internas.

En la citada rueda de prensa, Valls ha dicho que quiere ser "uno de los protagonistas del cambio" que necesita Cataluña. Requerido si se presentará a las elecciones, el concejal ha respondido con evasivas, aunque parece bastante claro que acabará dando el paso. "Ya veremos. Todavía no se han convocado elecciones. Quiero ser útil. Ya veremos cuál es la manera. Los ciudadanos podrán contar conmigo. Falta esperanza. Falta un discurso claro".

"LA LEY HA ACTUADO"

El pasado lunes, tras conocerse la sentencia del procés, Valls y la regidora Eva Parera dijeron que la Ley había actuado. "Y lo volverá a hacer tantas veces como sea necesario". Los dos ediles opinan que los políticos condenados y los huidos -entre los que figuran el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont- "utilizaron los más altos estándares democráticos europeos para penetrar en el sistema e intentar romper nuestra democracia desde el interior".

Según el exprimer ministro francés, el Tribunal Supremo no ha juzgado al independentismo. "El independentismo no era quien se sentaba en el banquillo de los acusados. En el banquillo se sentaron hombres y mujeres que tenían plena conciencia de lo que estaban haciendo y habían sido advertidos de sus actos reiteradamente desde todas las instancias judiciales". Para Valls y Parera, "los políticos con responsabilidades públicas tienen que ser ejemplo de gestión y respeto a la sentencia en el marco del civismo y el respeto a la Ley".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.