Manuel Valls busca formar parte de un cambio político en Cataluña y, para este objetivo, buscará el concurso del PP catalán y de Ciudadanos (Cs)  para liderar una propuesta de centro que logre una representación en el Parlament y que evite un nuevo Govern de la Generalitat de corte independentista cuando se convoquen las elecciones catalanas. 

Según informa Crónica Global, Cualquier intento de esta índole a escala catalana será previo a presentarse en unas hipotéticas nuevas elecciones al Congreso de los Diputados.

MUCHAS OPCIONES PARA DAR EL PASO

Existen varios proyectos políticos, agrupaciones y asociaciones que pretenden el mismo objetivo. Pero ninguno de ellos, por ahora, presenta un dirigente de las características del político de Horta. La Lliga Democràtica, que impulsaron Astrid Barrio y Josep Ramon Bosch, todavía no ha realizado su congreso de constitución como partido político, pero están a la espera de configurar el proyecto para las elecciones catalanas.

En ese mismo espacio se sitúa Constitucionalistas, el partido registrado por un grupo de exconcejales y exmilitantes de Ciudadanos, que buscan un líder como Valls para lograr el apoyo de todos los votantes de la formación naranja que pueden haberse quedado huérfanos y que podrían conformar una bolsa de un millón de votos.

Además, también busca un hueco un grupo de exdirigentes del PDeCAT que no se sienten a gusto dentro de Junts per Catalunya, y que se constituyeron como grupo de reflexión en el Monasterio de Poblet, con el nombre de El País de Demà.

BARCELONA PEL CANVI YA SE PREPARA

Aunque el más convencido de sus posibilidades y de con quien se debe hacer el salto es Manuel Valls. De momento, Barcelona pel Canvi ya ha cambiado sus estatutos. Hasta ahora era un partido de ámbito local, para albergar al propio Valls y a Eva Parera, los dos concejales de esa plataforma en el Ayuntamiento de Barcelona, tras separase de Ciudadanos tras las últimas municipales. Barcelona pel Canvi, ahora, como afirman fuentes del partido, se podrá presentar en unas elecciones autonómicas, y también en las elecciones generales al Congreso y al Senado

Pero al exprimer ministro francés no quiere que le ocurra como en las municipales, y no entrará en una negociación con un partido para formar parte de las listas. Lo que tratará es cerrar un gran acuerdo con partidos consolidados, del ámbito constitucionalista, pero como candidato, y a partir de su propia plataforma política. Y los dos partidos elegidos son el PP, que dirige Alejandro Fernández en Cataluña, y Ciudadanos, cuya nueva líder es Lorena Roldán

EL PAPEL DE LOS SOCIALISTAS

Los partidarios de Manuel Valls creen que, después de los comicios, todo pasará por el PSC y por la capacidad de los socialistas catalanes para facilitar gobiernos en un sentido u otro. Sin embargo, el entorno de Valls cree que el PSC acabará facilitando un Gobierno autonómico con ERC. Si esto pasara, Valls buscaría hacerse fuerte en la oposición.